miércoles, 2 de mayo de 2007

Glosesclerosis

(Glossa= lengua, lenguaje. Sklerós= duro)

1. Proceso mediante el cual una lengua va transformando su pronunciación volviéndose, a oídos de extranjeros, cada vez más tosca. Un ejemplo de glosesclerosis está dado por el cambio de la "g" por la "k", la "d" por la "t" y la "b" por la "p". Es decir, de letras sonoras a letras sordas.

2. Proceso mediante el cual una lengua adopta cada vez más consonantes en sus palabras. Ejemplo: si en un hipotético idioma tenemos la palabra "asara", mediante la glosesclerosis esa palabra podría transformarse en "gshra"

3. Dictamen mediante el cual se estipula que no se agregarán nuevos términos en una lengua, y que no se modificarán los significados ya establecidos. Un estado glosesclerótico establecería por decreto que el lenguaje, así como está, posee perfección semántica: todo lo que se puede decir, ya está en la lengua, y por lo tanto cualquier descubrimiento o imaginación de nuevos campos semánticos no tendría significado.

En un estado glosesclerótico, el exonario sería castigado con chongarita, y los partidarios de un exonario sufrirían continuos ataques con luchonguetas.

4 comentarios:

J dijo...

Excelentes todas las definiciones para todos los usos. Excelentes.

<—X— dijo...

1. Me parece que a algunos en la Real Academia Española les cabe un diagnóstico de glosesclerosis.

2. ¡J, hagame la merced, no sea obsecuente!

J dijo...

X.

Blaine dijo...

¿Te acordás del Británico?