jueves, 12 de abril de 2007

Luchongueta


Bomba casera fabricada con azufre, limadura de hierro, cal y jugo de limón. Estos ingredientes se envuelven en papel metalizado y se calientan a ciento cincuenta grados en un horno casero. Una vez calientes, se los deja enfriar un momento y se arrojan. No llevan mecha y no necesitan encenderse; en teoría, con un golpe o con ser arrojado a una distancia de veinte metros, explotaría.

Se trata de una bomba cuyo índice de éxito es mínimo: no se tienen noticias de que alguna vez haya explotado. El único daño del que se tiene registro es por impacto directo, pero en ese sentido es similar al daño producido cuando se arroja una piedra.

3 comentarios:

The Bug dijo...

Supongo que si le digo que antes de leer el �ltimo p�rrafo me detuve a pensar algunos segundos en la f�rmula y procedimiento de elaboraci�n para tratar de recordar si alguna vez hab�a escuchado como armar una luchongueta (todos tenemos un anarquista dentro) y preguntarme "�no se usaba potasio tambi�n?" para luego leer el final y pensar "�Ah, claro! Este Mux, che..." usted se sentir� realizado.
�Verdad?

Anónimo dijo...

Qué loco, me imagino a unos anarquistas de sobretodo y gorrita con un hornito del tipo manisero,
con rueditas, llevando las luchonguetas, frente a una fila de policías.

lunchonguetado dijo...

He sufrido un ataque de luchongueta y puedo asegurarles que no es nada agradable. Por supuesto, no es un arma mortal, yo perdí sólo una muela.