miércoles, 18 de junio de 2008

Frasocléptico, a

(Adj. Del griego frásis = expresión y klopé = robo)

Persona que, en una reunión, repite en voz alta y para todos los presentes, lo que otro ha dicho en voz baja y para pocos.

El frasocléptico se aprovecha de su vozarrón o de su capacidad por mantener cautivo a un público, para decir textualmente lo que otro dijo cinco minutos antes sin ser escuchado. Entrenado para oír lo que se dice por lo bajo, el frasocléptico jamás reconoce que sólo tomó prestada una expresión ajena; se anota los puntos de su intervención y -si está rodeado de lingüiflexos y ridiflexos- recibe elogios y carcajadas.

La víctima de la frasoclepsia puede decir un enérgico: "¡Pero eso lo dije yo hace cinco minutos!", lo cual puede resultar contraproducente: los presentes pueden pensar que es una manifestación de envidia o de incordio. Si la lingüiflexia de los asistentes es muy grande, pueden tomarlo a mal y echar al gestor de la expresión robada en lugar de castigar al ladrón. La frasoclepsia es una de las más comunes y menos difundidas formas de censura y discriminación: ante la frasoclepsia, el que inventó la expresión pierde todo derecho a ser reconocido por ella. Pero como los diálogos en reuniones tienen una gran dinámica, pocas veces se da la circunstancia en la que ese malentendido es aclarado.

3 comentarios:

The Bug dijo...

¡Lo conozco!
Es mi viejo cuando le paso una sacada de cuero al oído en alguna de las reuniones familiares.

strika dijo...

¡Uy! Conozco miles de frasoclépticos. En las universidades abundan, y siempre se llevan injustamente el crédito en una discusión de clase. Son plagiarios de la palabra oral.
Saludos

Apa dijo...

Ja como se llama cuando se trata de grandes bloggers que le roban a los pequeños y medianos bloggers "porque total a ese no lo lee nadie"?
Kalamicléptico puede ser una posibilidad...:)
Salujdos