martes, 8 de abril de 2008

Perinodia

(Sust. del latín per- = prefijo que significa repetición e inodia = enfado)

Enojo motivado por el enojo ajeno.

A veces, el solo hecho de ver a otra persona enojada nos provoca un enfado con esa persona: aun desconociendo los motivos de esa manifestación de cólera, nos sentimos irritados y dirigimos nuestra ira hacia el airado. La cólera irrita al perinódico más que el motivo de esa cólera.
Si no aparece alguien con la suficiente ecuanimidad para entender al colérico sin contagiarse, la perinodia puede propagarse indefinidamente.

En aquellas poblaciones en las cuales las personas salen a la calle con expresión adusta y se irritan mutuamente ante el inevitable roce con los demás; en esos lugares tenemos una sociedad enferma de perinodia.

La perinodia es injustificada, paralizante y destructiva. Los perinódicos hacen oídos sordos a las razones de nuestros enojos, y nos instan -coléricamente- a abandonar nuestra cólera.

5 comentarios:

elizabeth auster dijo...

"En aquellas poblaciones en las cuales las personas salen a la calle con expresión adusta y se irritan mutuamente ante el inevitable roce con los demás; en esos lugares tenemos una sociedad enferma de perinodia."
Se ve que usted anduvo por mi barrio.

duquesadekatmandu dijo...

Me pregunto si en esta categoría entran los roces "inevitables" y sus consecuencias de ira (contenida o desatada) que acontecen en los medios de transporte en horas pico...?

«—x—« dijo...

A veces sufro de una inexplicable perinodia cuando en la cola del banco la persona más cercana (generalmente una mujer de edad, más que avanzada, adelantada) me mira buscando complicidad y, una vez establecido el indeseado contacto visual, comienza a hablarme sobre lo mal que atienden, lo lentos que son, mirá, dos cajeros para toda esta gente, ¡ay qué país!, nos tratan como animales, ¡ssssuna vergüenza!...

Como si estuvieran sondeando el ambiente para ver quién los va a seguir si se deciden a empezar ahí mismo una módica revolución. (O tal vez, esperan que alguien las empiece por ellos.)

Lo paradójico del caso es que yo tengo los mismos motivos que esas personas para estar enojado, porque no es que espero, precisamente, hallar el sentido de mi vida haciendo cola en el banco. Pero al menos procuro sobrellevarlo con calma; dicen que al mal tiempo, buena cara.

¿Será que me enoja que traten de hacerme enojar cuando estoy tratando de evitar el enojo?

gabrielaa. dijo...

es que la/el cólera es contagiosx



(ay. en italiano, *la collera* es el enojo, y *il colera* es la enfermedad.)

(perdón. sí que escribo raro.)

(cuál era el término para la gente que piensa en varios idiomas a la vez? me olvidé. agh)

Jorge Mux dijo...

(agh)