miércoles, 30 de abril de 2008

Cratoftonia

(Del griego kratos = poder y fthónos = envidia)

Envidia o deseo de emular los poderes de los superhéroes.

Todos hemos sufrido cratoftonia cuando deseamos volar o cuando -por alguna circunstancia específica- sentimos una imperiosa necesidad de volvernos invisibles, de tener visión biónica o ser capaces de escuchar a grandes distancias.
El cratoftónico puede desear poderes de superhéroes o de villanos.
El rango de superpoderes deseables se ha extendido debido a la proliferación de videojuegos en los cuales el o los personajes cuentan con habilidades especiales. La cratoftonia puede en parte sublimarse gracias a la casi perfecta emulación que proveen los juegos de video: el deseo se ve cumplido cuando por fin el personaje que somos en el videojuego tiene acceso a ese poder increíble y devastador (En la foto, el príncipe Arthas, del juego Warcraft III).

¿Con qué superhéroe o superpoder suele usted sentir cratoftonia?

5 comentarios:

Iota dijo...

Un conocido se vió agredido por una patota callejera e intentó golpear a uno de ellos con un puño ascendente al grito de "Shoryuken".

Le pegaron más duro después de eso.

En cuanto a mí, cuando sea grande quiero ser Jorge Mux, pero con un halo de fuego. No, no, mejor quiero ser la Antorcha humana y tener los poderes platónicos de Jorge Mux.

Mantis dijo...

A mí me gustaría tener los superpoderes del Príncipe Harry.

Pero tirar Hadookens no estaría nada mal. Le doy puntos Iota por eso.

«—x—« dijo...

Yo me contentaría con tener los superpoderes de Stephane Grapelli o de Michel Petrucciani, por decir.

Jorge Mux dijo...

Siempre me gustó el poder de Tyrande The Priestess of the Moon, una heroína del Warcraft. El poder se llama "Starfall", y consiste -como su nombre lo indica- en una devastadora lluvia de astros que irrumpen sobre las cabezas, vehículos y construcciones de los enemigos. Todo acompañado por una musiquita y unos efectos maravillosos.

Iota dijo...

Lo bueno de hacer Taekwondo es que te gritaban:

Ap kubi are maki baro montong chirigui!

Y uno tenía que hacer los movimientos y parecía que estabas haciendo un "movimiento especial".

Pero no, eran movimientos de mierda.