jueves, 4 de octubre de 2007

Parreferencia

(Sustantivo. Término técnico)

Palabra que, además de poseer su referencia usual, está enlazada con un link y, por lo tanto, también se refiere al sitio web enlazado con ese link
.

Una palabra puede poseer referencia, como por ejemplo "mesa". La referencia de "mesa" está dada por todos los objetos que cumplan con las características de ser una mesa.
Pero si a la palabra "mesa" la convertimos en un link o hipervínculo, resulta que "mesa" ya no sólo tiene su referencia usual: ahora también pasa a tener la referencia hacia la cual nos dirige el link o enlace virtual. En este caso, cuando una palabra con referencia se convierte en un link, este link es una segunda referencia o parreferencia.

Para que exista una parreferencia, no es necesario que la palabra tenga originalmente una referencia, como puede ocurrir con "unicornio", que no tiene referencia pero sin embargo sí tiene parreferencia (pues en este caso, su parreferencia es un artículo de wikipedia)

Cuando el enlace está dado no por una palabra, sino por un signo o sucesión de signos sin significado (y por lo tanto, sin referencia usual, como por ejemplo el signo <—x—< ), no decimos que hay parreferencia (pues ni siquiera hay referencia en sentido usual); simplemente hay enlace.

La parreferencia no tiene por qué estar conectada con la significación primaria de un término. El término "casa" puede tener un enlace hacia cualquier sitio de internet -sea que en ese sitio se hable de casas o no-, y ese sitio hacia el cual lleva el enlace, es su parreferencia.

Este término está íntimamente enlazado con parenlace.

14 comentarios:

«—x—« dijo...

A riesgo de que me haga quedar en ridículo, hoy estoy dispuesto a discutirle de acá a la China dos afirmaciones suyas:

1. que el término «unicornio» no tiene referencia;

2. que el signo <—x—< (o, más propiamente, «—x—«) no tiene significado.

¿Por qué, Mux, por qué? ¿Por qué me hace estas cosas? ¿Eh? Usted sabe lo que me cuesta manejar el estrés. No juegue con mis sentimientos, por favor.

gabrielaa. dijo...

*risotadas*

Jorge Mux dijo...

Señor x:
1. De acuerdo a la teoría de Frege, Russell y Quine, "unicornio" no tiene referencia. Esa es la teoría que presupuse en el post. Cambia mucho si toma la teoría de Meinong, por ejemplo. En ese caso, "unicornio" se refiere a una entidad subsistente no existente. En la teoría de Kripke, se referiría a un ente de un mundo posible. En Wittgenstein, "unicornio" denota un objeto en la Realidad (no en el Mundo). Yo debería haber aclarado qué teoría tomaba en consideración para afirmar eso. Como la de Frege está muy extendida (y la utilizan autores actuales como Mosterín y Moulines para caracterizar los conceptos científicos), me valí de ella reparando escasamente en la posibilidad de su objeción.

2. Cuando dije "el signo <—x—< no tiene significado", lo que quise decir es que "no posee un sentido convencional socialmente establecido", presuponiendo las intensiones-con-s que se le puede asignar a ese signo ANTES de que usted lo tomara. Hay sucesiones de signos que, por sí mismas, no llevan asociadas intensiones. En ese sentido dije que "no tenía significado". Claro que en el caso del signo que puse allí, sí lo tiene (es una especie de chiste que haya puesto justo ESA sucesión de signos y no otra), pero eso lo sabemos usted, Gabrielaa, yo y algunas personas más.

«—x—« dijo...

Acepto sus objeciones, Mux; en el caso de 1., después de publicar el comentario, imaginé que usted usaba «referencia» en el sentido fregeano; yo lo estaba pensando en el sentido «no fregeano».

En el caso de 2., también es cierto que la sucesión de signos «—x—« (cuya chistosa elección no dejé de percibir) no tiene un significado convencional, aunque sí tiene un significado para mí y para las personas que leen este blog y otros donde yo he dejado comentarios.

Le dejo de paso un problema que se me ocurrió esta mañana: usted recuerda aquello de que las expresiones «el lucero vespertino» y «el lucero matutino» tienen la misma referencia (en el sentido fregeano); a saber, el planeta Venus. Mi pregunta es si usted piensa que la sucesión de signos «—x—« y la sucesión de signos que forman mi nombre «real» (el que tengo anotado en mi documento) tienen o no la misma referencia.

Iota dijo...

Yo estoy de acuerdo con Jorge de que unicornio no tiene referencia. Sin embargo, entiendo que X disienta, ya que seguramente está pensando en un monokeratos.

Igualmente, creo que deberíamos examinar la cuestión fuera de una filosofía del lenguaje fregeana. ¿Por qué? Eso lo diré en el siguiente párrafo.

Porque Frege no era en realidad alemán, su nombre no tiene una sola umlaut ni un solo diptongo.
Frege era francés y lamento informarles que al ser Monsieur Fresh francés, su teoría no es clara dada su alta cantidad de imprecisiones y ambigüedades. Asimismo, sostener una teoría freyeana del lenguaje es signo de elegancia o a veces de homosexualidad.

O por lo menos, así lo entiendo yo.

gabrielaa. dijo...

iota, está Ud. homologando "imprecisión" y "ambigüedad" con "elegancia" y "homosexualidad"? comparten las cualidades negativas?

otra cosa: "ni umlaut ni diptongo" = "ni esto ni esto".

Iota dijo...

En lo referente a lo francés o alegre y lo gay o alegre: No, no hay una correspondencia.

Sobre esto: otra cosa: "ni umlaut ni diptongo" = "ni esto ni esto"
No lo entendí... :(

«—x—« dijo...

Yo antes se podría decir que era fregeano. Ahora soy de los que opinan que la filosofía fregeana sólo sirve para explicar una clase muy particular de lenguaje, el matemático (que como todos sabemos, habla Dios y los hombres apenas balbuceamos).

«—x—« dijo...

Y yo no pensaba en un monokeratos, sino en un unicornio hecho y derecho, todo blanco y de largas crines, porte tirando a robusto y saliéndole de la frente un cuerno espiralado como el del narval (Monodon monoceros, bestia fabulosa que según algunas leyendas habita los mares árticos).

Iota dijo...

De nuevo X, estás pensando en un monotokeratos.

¿Acaso no conocés la pesadilla epistemológica de Smuyllan?

Yo antes era wittgensteiniano... hasta que un día me caí de una escalera, me golpeé la cabeza y ahora veo el mundo correctamente.

gabrielaa. dijo...

hmmm... más o menos, si le parece que el umlaut es algo distinto del diptongo...

«—x—« dijo...

No recuerdo la pesadilla de Smullyan en este momento, aunque tengo la vaga idea de haberla leído. Insisto en que lo que yo vi en mi cabeza es un unicornio; es más, la palabra «monokeratos» para mí es una sucesión de signos sin singnificado ni referente.

Yo antes era filósofo, después me olvidé de absolutamente todo.

¿La escalera de la que se cayó no será la que Ludwig recomendaba desechar después de usarla, no?

Iota dijo...

El umlaut no es el diptongo.

Bueno, obvio que "ä" es "ae", por ejemplo. Pero me refiero al Umlaut como Zeichen, como Merkmal del alemán.

:)

En la pesadilla de Smullyan -la cual le recomiendo- se aprovecha cierta ambigüedad del lenguaje para suponer que si yo digo "creo que" en realidad signifique "no creo que".

En cuanto a la escalera de Wittgenstein: el recomendó desecharla ANTES de utilizarla y ver el mundo correctamente!

«—x—« dijo...

¿era antes? yo pensé que era después... como la balsa de Buddha para cruzar el río...