martes, 30 de octubre de 2007

Wormisníar / Huormisníar

(Sustantivo. Del inglés "Worm is near": "El gusano está cerca")

Expresión que se utiliza para disimular que se está hablando de una persona que acaba de hacerse presente.

Ejemplo: A le dice a B: "El imbécil de Luis venía caminando por la vereda y se tropezó". [Luis aparece repentinamente] "y entonces yo le dije al verdulero 'no te pago veinte pesos el kilo de tomate' "
Analicemos el ejemplo:
- Después de la aparición de Luis, A tuvo que cambiar el hilo de su discurso. La segunda parte "y entonces yo le dije al verdulero 'no te pago veinte pesos el kilo de tomate'" es un wormisníar.
- El wormisníar va a compañado de gestos hacia el interlocutor (en este caso, B) para hacerle saber que el sujeto de quien hablan (Luis) está en las inmediaciones.
- No se debe decir la expresión "wormisníar" en un wormisníar. Sería como decir "estoy simulando una conversación porque justo llegó la persona de la que estaba hablando"

8 comentarios:

gabrielaa. dijo...

lo que mi abuela llamaba "hay ropa tendida"

«—x—« dijo...

Lo que los antiguos expresaban con un «hay moros en la costa».

La verdad que duele dijo...

Usted tiene cara de mono en la costa

don tunicia dijo...

En mi trabajo hablamos mal de la gente; no hay nada más lindo que eso ¿Verdad?

Principalmente nos la agarramos con aquellos maleducados que entran sin golpear la puerta. Cada vez que esto sucede, uno de nosotros dice: “…entonces el loro dijo yo no quiero más mate” y los demás empezamos a reírnos fuerte, cosa de tapar cualquier frase que en ese momento aluda al gusano entrometido.
Surgió espontáneamente así una vez y desde aquel día repetimos el ritual hasta el cansancio.

En otras oficinas comenzaron a hablar mal de nosotros: que nos la pasamos contando chistes, y que nos reímos como locos siempre de las mismas pavadas.
La diferencia entre ellos y nosotros es que nunca abrimos la puerta sin golpear; hemos aprendido a entrar directamente sin abrir las puertas y ellos no tienen una muletilla para wormisníarnos.

gabrielaa. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gabrielaa. dijo...

bah. seguro que alguien tenía cara de mono.

Jorge Mux dijo...

Don Tunicia: me asusta que hayan aprendido a entrar "sin abrir las puertas". ¿Entran repentinamente por las ventanas? ¿Flotan como fantasmas?

don tunicia dijo...

Realmente no sabemos como sucede, pero nos empezó a pasar desde que decidimos no buscarle una explicación a todo.

Prueba de ello es que ahora estoy dejando este comentario sin entrar a su blog; es más: la computadora está apagada