miércoles, 31 de octubre de 2007

Abulícono

(Sustantivo. Del griego a- [partícula negativa], boulé = voluntad y eikones = imagen)

Imagen que adviene a la mente sin la voluntad del imaginador.

Un abulícono es un producto de la imaginación formado espontáneamente. El sujeto imagina una situación determinada, pero dentro de esa situación ocurren cosas que él no tiene la voluntad de imaginar. Puede estar imaginando a su gato durmiendo y ronroneando, pero de pronto -sin que él lo haya premeditado- el gato se da vuelta y le clava las garras. Puede pensar en el rostro de su mujer, pero acto seguido se le aparece la cara avejentada de una maestra de la primaria, o la de su abuela, o la de su gato que le clava las garras.

Los abulíconos son fenómenos curiosos en los cuales el imaginador se sorprende de su propia imaginación. Como si se estuviera proyectando a sí mismo una impredecible película cuyo argumento se construye solo, en algún limbo entre el inconsciente y la fantasía.

Para que haya un abulícono, es necesario que la persona esté despierta y no sufra -normalmente- de alucinaciones.

6 comentarios:

«—x—« dijo...

Incorporaré esta palabra a mi endonario. (Mi endonario es un diccionario particular de palabras que uso a mi manera y que se nutre en ocasiones de su Exonario.)

Su palabra me hizo recordar lo que ocurre cuando uno está a punto de dormirse, la hipnagogia, cuando asaltan nuestra mente toda clase de imágenes mentales inconexas, espontáneas, fugaces y en algunos casos atemorizantes.

Leí por ahí que en japonés hay un término relacionado, makyo, que se refiere a las alucinaciones, fantasías o ilusiones que pueden surgir durante la práctica de la meditación zen, y que se disuelven no dejándose distraer por ellas.

yerbanohay dijo...

Esta es la que me paso a mi, cuando hice un taller de reiki, y me pedian que proyecte una luz blanca sobre la garganta de una chica, y la luz blanca se me pintaba de corazoncitos, de pintitas violetas y rayitas amarillas como una propaganda de sylvapen!

acroathenos dijo...

uuu, bueno paso algo abulícono, hice un comentario y no se cargó!...

Don Tunicia dijo...

Era muy necesaria esta palabra!

¿Por que usualmente se dice "sufrir alucinaciones" y nunca se usa "disfrutar alucinaciones"?

gabrielaa. dijo...

ah, Don Tunicia... la herencia judeocristiana.

«—x—« dijo...

«Como si se estuviera proyectando a sí mismo una impredecible película cuyo argumento se construye solo, en algún limbo entre el inconsciente y la fantasía.» Hermoso.