lunes, 7 de septiembre de 2009

Todavía no tengo el dictamen definitivo, pero por los comentarios preliminares parece que salió todo bien.
Si es así o no, lo podré saber recién mañana.
A menos que el jurado haya sido irónico, la clase para el concurso les pareció buena.
Además, era el único concursante, pero siempre existe la posibilidad de que declaren desierto el cargo, si consideran que no estoy lo suficientemente calificado.
La materia por la cual concursé: Filosofía del Lenguaje.
Es una materia que estoy dando actualmente en la Universidad del Sur, pero este concurso me ratifica como profesor ordinario y no interino (es decir, provisorio) como estaba hasta ahora.
Se trató de un concurso nacional, por lo cual vinieron jurados especialistas de otras universidades a evaluarme.
El tema que tuve que exponer: "La dimensión ontológica del problema hermenéutico en Gadamer", tema del que no soy especialista ni mucho menos.
Veremos qué pasa.

Mañana Exonario retomará su cauce habitual.
Muchas gracias.

3 comentarios:

elizabeth auster dijo...

Cruce de dedos de última hora. Merde, Mux!

La Flaca Benelli dijo...

Mucha pero mucha suerte! Desde Roma esta lectora cruza los dedos para que lo logres

Lar dijo...

están hablando de vos en la radio de petinato :D me quedo a leer