domingo, 20 de septiembre de 2009

Comificar

(Palabra y definición enviadas por Circe)

(Verbo. De coma. Adjetivo: comificador)

Acción de colocar comas innecesarias en los escritos.

El comificador desconoce totalmente las convenciones sobre los signos de puntuación. Asimismo, la coma se ha constituido en su razón de ser y justificativo de su escritura. Tanto así que desconoce por completo al punto y coma, ningunea al punto y los guiones o los paréntesis aclaratorios han sido prácticamente desterrados de los escritos.
Por otra parte es un persona muy insegura y continuamente corrige lo que comificó. Ejemplo:
el perro ladra debajo de la mesa.
El gran comificador pondrá: El perro, ladra debajo de la mesa.
Cuando se le explica que, por convención, no va coma antes del verbo, devuelve el escrito tachoneado y así: El, perro, ladra, debajo de la mesa. Se le vuelve a explicar y así sucesivamente con excesivos gastos de papel y tinta.
Para el comificador la posibilidad de tachonear los escritos de los otros y generar nuevos usos de las comas es una muestra de poder y definde sus comas con su vida y a los gritos. Finalmente, si se le hace notar su error con algún diccionario o mostrándole la página de la RAE el comificador aduce que están completamente equivocados y continua insistentmente y hasta el final del día colocando comitas arbitrarias en todo aquello que cae en sus manos

4 comentarios:

Shirubana dijo...

Permítame ejercer mi legoptería señalándole que falta el acento sobre continúa, además del punto final.

Buenísima la palabra para agrupar a tantos derrochadores de comas. De todas formas intuyo que su uso es de las cosas más complicadas de aprender (aunque mucho menos que el punto y coma).

Saludos.

gt7h1 dijo...

Supongo que el término puede extenderse para abarcar a quienes introducen pausas inexistentes (comas) cuando leen en voz alta. Comifican textos ajenos, aunque sea oralmente.

Facundo dijo...

Jajaja... alguna vez tuve una época de comificador. Puede pasar... :P
Saludos!

«—x—« dijo...

¡Muy buena la observación de Circe!

Por otra parte, se sabe que en ciertos casos una coma o dos bien puestas salvan un texto de la ambigüedad, como en «Si el hombre supiera lo que vale la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda».

En los mensajitos de celular, se tiende a descomificar. Para compensar, tal vez, ¡abusamos de los signos de exclamación!

Una observación final: ¿vieron que mucha gente agrega comillas donde no van? Generalmente para reforzar lo que dicen, que es contrario a la función más bien «distanciadora» que tienen las comillas. Por ejemplo, visto en un almacén:

Se ruega abonar con «cambio»