viernes, 10 de abril de 2009

Homofotocolobolofobócrono, a

(Adj. Del griego homoios = igual; photos = luz; kólon = miembro; bólos = arrojador; fóbos = temor y cronos = tiempo)

Dícese de la persona a quien le disgusta presenciar fotografías -en las que aparece ella misma, más joven- que han perdido la luminosidad y se han vuelto homogéneamente amarillentas por el paso del tiempo.

El homofotocolobolofobócrono ve esas fotografías con una nostalgia neblinosa; se ve a sí mismo más joven, pero también más borroso: el papel deslucido corre la misma suerte que la memoria. Deja de ser un reflejo fiel de un instante y se convierte en terreno de conjeturas laxas, apenas probables, casi irreales. Las imágenes amarillentas de los que hemos sido -como miembros de un pasado perdido y de un futuro venturoso que nunca llegó- son los testimonios raídos, imperfectos y silenciosos de esa nada sombría de lo que ya no está: la juventud, el paisaje de la infancia, la mascota que murió hace veinte años, los amigos aun con guardapolvos, la esperanza dichosa de algún día crecer y ser adulto.



(¿Será este el adjetivo más largo de la lengua española?)

4 comentarios:

LALE dijo...

Básicamente, un pobre desquiciado...

Maria Rosa dijo...

Uy!
Yo seré homofotocolobolofobócrona??? :(

Como no tengo cámara de fotos, siempre uso las viejas fotos que tengo... me estaré volviendo, a su vez, una homofotocolobolofobócrona????

:S

licha dijo...

antes q pronunciar esa palabra, y tener q explicarle a alguien lo q significa, sigo viendo las fotos calladita, y despues no se, mato a alguien o quemo las fotos a escondidas.. nose

Plastiquito dijo...

Nada como un post como éste para comenzar el lunes bien, bien, bien, pero bien arriba! Vamos todavía!