lunes, 2 de julio de 2007

Gerontoría

(Gerontes= anciano; horáo= mirar)

Persona que prepara su vida como si la vejez fuese el momento más importante.

Las personas que padecen gerontoría ya a los veinticinco años están preocupadas por una jubilación y una obra social; suelen estar convencidos de que hay que tener hijos "para que alguien lo cuide a uno en la vejez" y dejan de hacer cosas importantes o placenteras durante la juventud porque, suponen, las podrán hacer cuando se jubilen.

Incluso se imaginan a sí mismos siendo ancianos y juzgando una situación actual. Suelen imaginar qué pensarían ellos acerca de una situación cualquiera si tuvieran ochenta años. Habitualmente, ese anciano imaginario responde con desdén, desprecio, escepticismo y apatía. Por eso quien padece de gerontoría posee una mirada despectiva e indiferente por todo lo mundano.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque no se amolda demasiado a su definición, le pregunto: ¿el "ser para la muerte" heideggeriano y similares posturas existencialistas serían una forma de gerontoría?

Jorge Mux dijo...

Obvio

Anónimo dijo...

Ya me parecía. Muy buena la foto.

viejito con gerontoría dijo...

El "ser para la muerte" es una mala traducción de Gaos, la expresión "das Sein zum Tode" alude a que nos podemos morir en cualquier momento, por eso somos un "ser a la muerte", al filo de la muerte, nada más; no quiere decir que nacimos "para" morirnos. Además, la buena vejez es aquella lenta y sin dolor, como dice Aristótles. En verdad esta ausencia de dolor (alypatía) como condición negativa de la felicidad ya estaba antes en en Platón e Isócrates. Un amigo mío quedó cuadripléjico a los 25 años por hacerse el vivo en moto, hoy tiene 60 y es un viejo insoportable, por eso pienso que una buena dosis de gerontoría puede ser el antídoto a enfermedades más severas.

Iota dijo...

Pero Heidegger no era un papichulo?