miércoles, 15 de agosto de 2007

Deutrofibia

(Sust. Del griego deutero = dos, segundo y phoebe = brillo. Literalmente, "segundo brillo")

Proceso genéticamente inducido de reversión del envejecimiento.

Si bien este proceso todavía es una hipótesis de genética aplicada, se especula con que a mediados del siglo XXI se pueda llevar a cabo. Las personas que hayan recibido el tratamiento de deuterofibia experimentarán a los sesenta años el crecimiento de nuevos dientes, nuevo cabello y recuperación de la fibra muscular perdida. Estos cambios se verán acompañados de nuevos reflujos hormonales y, subjetivamente, los afectados sentirán el fluir de los deseos, las energías y los intereses de su juventud. Es posible que se revierta, al menos parcialmente, el proceso menopáusico en las mujeres. En proyectos más ambiciosos, se presume que la deutrofibia puede llegar no sólo a revertir parte del proceso de envejecimiento, sino incluso a prolongar indefinidamente la vida.

Pueden encontrar una historia sobre la deutrofibia en mi otro blog, en esta entrada.

3 comentarios:

don tunicia dijo...

Una persona de dudosa credibilidad, pero muy ingeniosa en sus periloquios me contó que su abuela tuvo una 3º dentición a los 95 años.

A la anciana no le quedaba ni un solo diente desde los 80 años.

Siempre me quedé pensando si eso era posible o no... ¿Uds que creen?

Anónimo dijo...

Hace años escuché a un vendedor de un tónico milagroso (caro como aceite de Aparicio, ahora sé que era deuterofíbico), decía justamente que era el elixir de la juventud, afirmaba que tenía 102 años. Le pregunté al chico que lo acompañaba si era verdad que tenía tantos años porque a mí me parecía un chanta de 40, me dijo que no sabía, que él hacía sólo 60 años que lo conocía. Nunca supe si mintió.

<—X— dijo...

nada que hacer, uno mira sin ver. no le había prestado atención a la imagen elegida para ilustrar este post. ¿seré el único que no se dio cuenta? hasta en los más mínimos detalles, Sr. Mux.