sábado, 9 de diciembre de 2006

Polisemáfono


(poli= muchos, semáino= significar, foné=sonido)

Cualquier sonido no articulado que puede ser interpretado de diferentes maneras.


Un ejemplo: la bocina de los automóviles puede ser interpretada como “salí de mi camino”, como “te estoy saludando”, como “movete”, o de muchas otras maneras.
En cambio, la sirena de la ambulancia no es polisemáfono (es monosemafónica); sólo tiene una única interpretación: “abran paso que voy apurado”.
Precisamente por la característica de “polisemafonidad” que poseen las bocinas de los automóviles, se ha pensado en un proyecto para cambiar la bocina por sonidos discretos, o directamente por un micrófono conectado al parlante en el cual el conductor simplemente gritara lo que desea.


Sinónimo: "multipito"

5 comentarios:

The Bug dijo...

Discrepo en relación a la monosemafonicidad -espero que se escriba de esta forma- de la sirena de ambulancia y podría extender también el análisis a la policíaca.
Al menos en Rosario, desde donde escribo, ambas alertas acústicas significan en orden de mayoría estadística las siguientes cosas:
1) "Abran cancha que se me enfría la pizza"
2) "Este es el cuarto semáforo que me agarra, así que meto sirena y otra cosa"
3) "A ver, a ver, que me avisan de la central que se me activó la alarma del auto"
4) "Vamos que me pierdo el final del partido"
Por increible que parezca, tal vez originado en casi imperceptibles cambios en la frecuencia del sonido que emiten estos vehículos, el rosarino medio puede distinguir a la perfección entre estos cuatro tipos de avisos distintos.
Por descarte, si no es ninguno de ellos, ahí si se entiende que fue un "abran paso que estoy apurado" a secas".

J dijo...

Muchas palabras juntas pueden querer decir algo o no. Ya lo dijo Jaídeguer y lo repitió Gádama:"La ciencia no piensa".
Con tal tamaña, terrible, y cañaveral expresión querían decir los tipitos éstos que la ciencia no piensa. Pero si la ciencia no piensa, la filosofía no siente.
Me gustaría saber tu opinión al respecto, o no. Pero vos hacé como si sí. O no. Vos elegís.

Saludos.

PD: Vos elegís, o no. Vos sabrás, o no.

Mantis dijo...

Realmente importante lo suyo, Mux. Como siempre. Le dejo mi contribución.

Madeína: (Made in Argentina) Término español otrora utilizado en ciertas regiones del país vasco (San Sebastián especialmente) para referirse a los productos de industria argentina. Durante mucho tiempo se creyó que no quería decir otra cosa sino “dulce de leche” y hubo quienes lo relacionaron a una proteína inusual a descubrirse en la yerba mate y quesos de oveja sudamericanos. Corría el año 1996 cuando su pronunciación en voz audible fue prohibida en la Guipúzcoa por motivos que se desconocen, si bien algunos creen que la proscripción se debió al simple desuso.

Jorge Mux dijo...

Muchas gracias por sus contribuciones.

The Bug: usted tiene toda la razón, hay que tener en cuenta las variaciones geográficas de la aplicación de un término.

J: Jáidega y Gádama, esos grandes amigos de la etimología, estarían orgullosos con su análisis

Mantis: su fantástica contribución es siempre bienvenida; le recomiendo que me envíe por mail sus nuevos términos para poder publicarlos, si le parece. (Si me los deja en los comentarios, publicarlos en un post sería redundante)

Mantis dijo...

Pero es que su dirección de correo no la tengo. Mire que busqué, eh, hasta me fui a ver si Malena Oxum la tenía.

Será cosa de Blogger Beta.