viernes, 29 de diciembre de 2006

Epilín


Diminutivo de la interjección “epa”.

Se lo pronuncia dilatando la primera "e" y luego, pronunciando rápidamente el resto de la palabra. Usase en los juegos de azar para denotar sorpresa ante la suerte del contrincante, o cuando alguien inesperadamente redobla las apuestas.

También se lo utiliza como interjección cuando la sorpresa es fingida; es decir: cuando aquello que el otro hace para sorprendernos en realidad no nos sorprende, porque ya lo sabíamos de antemano o porque sospechábamos que iba a tratar de impresionarnos con ello.

(Gracias Marcelo)