viernes, 22 de febrero de 2008

Melocólico,a

(Adj. Del griego melos = música y colos = bilis)

Persona que se emociona hasta las lágrimas cuando escucha música.

Para el melocólico, da lo mismo si se trata de un samba alegre y pasatista, o un lacrimógeno tema romántico: él se siente profundamente conmovido; una emoción parecida a la nostalgia le va subiendo por la garganta y le impide tararear la melodía.

A muchas personas les gustaría ser conmovidas sólo por un determinado tipo de música. Pero el melocólico se siente avergonzado, a veces, porque se conmueve incluso con géneros musicales que le resultan repulsivos.

Cualquier persona se vuelve inmediatamente melocólica cuando escucha alguna música que le recuerda una época pretérita, sin importar -paradójicamente- si esa música le gustaba o no en el pasado, o si esa época fue buena o mala.

8 comentarios:

el aerolardo dijo...

Escucho música en mi laburo y me pongo melocólico. Es por el efecto de estar en un lugar no muy placentero y con los audífonos al mango, la mente vuela a lugares que nunca voy a estar y se me piantan los lagrimones.
Perdón... snigh... En casa esto no me pasa...

«—x—« dijo...

Este post me conmovió hasta las lágrimas, Sr. Mux, sus palabras son música para mis oídos.

Pronto estaré volviendo para el pago, espero que nos reunirá una mesa, con el amigo Karmelo.

Permitame un comentario gramatical al margen (espero no lo tome a mal): la zamba nuestra es fémina, pero "el" samba brasileño es varoncito.

Hablando de música brasileña, ayer vi a Maria Creuza cantando a 10 metros de mi humilde humanidad. Todavía no me lo puedo creer...

un servidor dijo...

Si vale el término pseudocuasimelocólico, me cabe. Oir a Nino Bravo, por ejemplo, que NO me gusta, cantando "Libre" me recuerda a unas hermosas vacaciones cuando niño: el tema lo pasaba el chofer del micro en Magazine (ergo repitiéndose) mientras yo veía atardecer tras unas sierras cordobesas que sabía que al despertar sólo serían aburrida llanura o insoportable ciudad.
Y ni le digo que en la ducha no puedo cantar "Caserón de tejas" entera sin quebrarme por la mitad y que entren los vecinos a ver qué pasa que lloro desconsolado arrodillado contra el bidet (porque está ahí, sólo por eso, no piensen mal).

un servidor dijo...

Aclaro: quebradura anímica, no osea...

PD: ¿por qué si "óseo" tiene que ver con "hueso" no lleva hache? Uds que saben de diccionarios y etimologías, pueden respondérmelo? Eso sí: no me hagan llorar (pues sois "la voz del pueblo argentino" y eso para el General, ya saben lo que era...)

Jorge Mux dijo...

Señor X: sepa que olvidé la correcta secuencia de alt + lo que sea para tipiar su logonombre, así que lo abreviaré con una simple equis, si no se ofende.
Gracias por el dato, ya lo corrijo.
Espero verlo pronto; el señor Karmelo está de exitosa gira por el mundo y es difícil de ubicar, pero puede contar con mi humilde compañía.

Unservidor: "óseo" no lleva hache porque, en latín, "hueso" se decía "ossum". Fíjese cómo se dice "hueso" en español: comienza con hache, sigue una u y luego una e. Igual que "huevo". En latín, sin embargo, "huevo" se decía "ovum", también con o y sin hache. Lo que nos da una regla de derivación etimológica: las palabras comenzadas con "o" corta (el latín distingue entre vocales largas y vocales cortas), derivan en el español en la forma "ue". Pero el español obliga a que la forma "ue" al comienzo de una palabra debe ir precedida por una hache.
Ahora bien, ¿por qué se conserva "óseo"? Porque los adjetivos derivados de algunos sustantivos latinos suelen conservar la "o" del latín (fíjese que se dice "ovoláctico" y no "huevoláctico")

Jorge Mux dijo...

ah, y ¡que no se le quiebren los huesos de su ánimo!

un servidor dijo...

Impresionante, veloz, clara y gentil respuesta que además de clarificar porqué un Huevo es Ovalado, merece su puesto entre los "Mirá vos" del buen Podeti.
Gracias.

gabrielaa. dijo...

una ovación !

(que qué sería: "¡ponga huevo!" ???)