lunes, 22 de junio de 2009

Reliflojo,a

(Adjetivo. De religión y flojera)

Dícese de quien se considera devoto de una religión que no practica.

Se aplica con gran propiedad a los católicos no practicantes.
Muchas personas se consideran cristianos por sostener un par de rituales esporádicos: no comer carne en semana santa, exhibir cruces bajo la remera y bautizar a sus hijos. Si se les pregunta de qué religión son, no dudan en responder: "católicos". Sin embargo, una religión no es un club en el cual uno elige qué deportes practicar y cuáles no. O se cumplen todos los rituales prescriptos, o se está condenado por definición a ya no ser parte de la comunidad. Dado que la religión es una práctica continua y disciplinada, la nula, arbitraria o escasa participación en los rituales le quita todo sustento a la afirmación de pertenencia a uno u otro círculo religioso.
El reliflojo vive en ese limbo en el cual nadie lo condena severamente, pero él mismo tampoco se impone con fuerza y vigor cumplir con todos los rituales o retirarse de forma definitiva. Su posición, además de cómoda, es peligrosamente especuladora. En las discusiones de sobremesa, se pone de manera terminante del lado de los católicos (aunque él sea un caso límite); tiene algunas creencias indefinidas acerca del más allá, el perdón divino y el valor de una vida moral, pero en su cotidianeidad apenas hace honor de esas creencias. O, peor aun, da una interpretación sesgada, idiótica y retorcida de esos principios. "Yo soy católico, pero para mí los curas tendrían que casarse", "Yo creo en la biblia hasta por ahí nomás", "Cuando un cura dice que no hay que tener sexo, no lo dice de manera literal", "A misa hay que ir una vez por año, tampoco vas a ir todos los días". Exégeta indulgente de su propia consciencia, el reliflojo encuentra siempre una manera de juzgar como buenas sus propias acciones. Un católico comerciante que mantiene empleados en negro puede pretender que está haciendo algún tipo de caridad cristiana, pues "da trabajo a la gente". Ese mismo comerciante luego echará a sus empleados y creerá que les está "dando una oportunidad de encontrar algo mejor". El reliflojo es peligroso; si ocupa lugares de poder, su ingenuo optimismo moral y su autoindulgencia lo llevarán a cometer todo tipo de tropelías. Es una oveja descarriada pero no lo sabe -o finge no saberlo-, y se comporta con toda la prepotencia de quien se siente parte de una gran comunidad y avalado por ella. Por otra parte, la misma religión católica toma pocas medidas contra el reliflojo; ni lo reintegra ni lo excomulga por completo. Así, con ese silencioso pacto de yo-no-cumplo-con-el-ritual y tú-no-me-excomulgas, las religiones siguen su curso, los pastores fingen llevar un rebaño que no los sigue y los reliflojos dan rienda suelta a sus peores instintos con la convicción de que están formando parte de un universo de verdades universales y divinas.

¿Es peor un reliflojo que un religofrénico? Una misma persona puede ser ambos.

7 comentarios:

pigglett dijo...

Me parece que el reliflojo es el caso más común de postura religiosa de la mayoría de la gente, sean evangelistas, budistas, católicos, musulmanes, judíos o peronistas. Tienen la dosis de hipocresía de normal a alta, en la media de esta sociedad capitalista.
El religofrénico está pirucho.

yerbanohay dijo...

Existe tambien la Iglesia universal Reliflójica? porque a ésa me gustaría afiliarme...

Natalia Alabel dijo...

Brillante post :)

Fransso dijo...

Qué buena palabra! Juro que la usaré!
Contesto a su pregunta, Mux:
Es peor un reliflojo porque asegura ser de una determinada religión y con sus prácticas lo único que hace es generar mal testimonio.
El religofrénico no dice ser de una religión particular (según entendí). Sólo es un místico empedernido.
En fin. Ninguno de los dos llegará a ver a Dios.

Sigue enfermo?

niv dijo...

Esta palabra es GE-NIAL, Señor Mux.
Me recuerda al concepto de "religión para panchos" que hizo alguna vez mi primo del catolicismo. No tanto por el catolicismo en sí, sino por esto: "Por otra parte, la misma religión católica toma pocas medidas contra el reliflojo; ni lo reintegra ni lo excomulga por completo. Así, con ese silencioso pacto de yo-no-cumplo-con-el-ritual y tú-no-me-excomulgas, las religiones siguen su curso, los pastores fingen llevar un rebaño que no los sigue(...)"

Eva dijo...

La iglesia no toma medidas contra los reliflojos porque, como dice Carrie en un capítulo de Sex & The City, la iglesia católica es como una soltera de 35, está tan desesperada que le viene bien cualquier cosa...

Mario Paulela dijo...

Excelente, Jorge.
Te sumé a mi blogroll.