lunes, 5 de mayo de 2008

Matipunga

(Adj. Del griego mathos = conocimiento, sabiduría y punga = americanismo para referirse a la persona que no oculta su condición de ladrón)

Persona que se aprovecha de la vaguedad de su título terciario para dar conferencias acerca de cualquier cosa.

Existen títulos terciarios y universitarios que declaran abiertamente la incumbencia y el tipo de conocimiento de su portador: médico, ingeniero agrónomo, licenciado en historia. Pero la oferta de carreras y especializaciones (particularmente en el ámbito humanístico) nos ha dado una proliferación de títulos cuya incumbencia y alcances no quedan claros: licenciado en psicohermenéutica trascendental, especialista en pedagogía de las emociones, profesor de epistemología hindú, diplomado en metacognición analítica, master en anatosofía del porvenir. A esta proliferación de nombres engañosos hay que agregarle la lista de títulos que adjudican universidades dudosas o apócrifas: doctor en felicidad, master en metafísica, licenciado en parapsicología, diplomado en psicología del iris ocular, experto en niños índigo. El matipunga no es tal por el título que posee, sino por el uso que hace de ese título. Si el título es apócrifo, o es expedido por una universidad dudosa, entonces estamos ante un estafador. El matipunga normalmente no llega a tanto: mas bien juega con el engañoso nombre de su título para hablar acerca de casi cualquier cosa. Dado que nadie sabe muy bien en qué consiste el título de licenciado en psicosofía transanalítica, el matipunga portador de tan grandilocuente diploma habla acerca de los griegos de la antigüedad, incluye a Nietzsche, se mete con la ecología y los niños índigo, y asume como dado el hecho de que el alma reencarna hasta purificarse. No contento con esta ensalada new age místico-popular, el matipunga de vez en cuando utiliza conceptos vagos tomados de ciencias prestigiosas: por ejemplo, cuando habla sobre ecología y sobre "el mal que le hace el hombre al mundo", utiliza conceptos como "biotipo" o "análisis componencial", sin tener la menor idea del verdadero significado de esos términos.

Los matipungas por lo general tienen títulos o (supuestas) especializaciones cuyos nombres se forman con los prefijos: "psico-" y "socio-". Para componer el nombre de sus estrambóticos títulos, suelen utilizar palabras como "pedagogía", "filosofía", "hermenéutica" y "trascendental". Que el lector pruebe a combinar estos elementos, y obtendrá nombres grandilocuentes de dudosa referencia.

5 comentarios:

The Bug dijo...

Cuidate, Jorgito.
¡Ojo con las nuevas cartas documento!
Te lo digo yo, que para eso son Doctor en Lechucería Vernácula.

elizabeth auster dijo...

Bug, no era usted chorimante?
Licenciada en Psicotransformación Neurolingüística Trascendental... no está nada mal.

«—x—« dijo...

Muy bueno este blog. Es evidente que su autor es un Iniciado, si no, no hablaría de estas cosas. Aprovecho para dejarles a los lectores una invitación a mis ya clásicos cursos de Metafísica Aplicada. La inscripción incluye un descuento para el Seminario Práctico de Inmortalidad y las Jornadas Taller de Programación Neurosomática (cupos limitados; se entregarán certificados y piedras filosofales como souvenir).

Iota dijo...

Yo hice el curso de Antitética de lo obvio con el Sr. X y desde entonces mi vida tuvo un giro de 360º en los aspectos almales y cirquenses. Oh sí.

unServidor dijo...

Yo me recibí en la Universidad de Lalleca... pero no me quiero acordar de qué.