lunes, 17 de diciembre de 2007

Segundo Concurso exonario: las elegidas por el público.

De acuerdo a la encuesta realizada durante la semana pasada, estas son las PALABRAS PREMIADAS POR EL PÚBLICO:

En Tercer lugar, la palabra Melanocracia, de La Hoja Mayor del Gomero, con CINCO VOTOS.

Inescrupulapismo (del señor Mantis), Quirosexual (de La Hoja Mayor del Gomero) y Puajeroso (de Gabrielaa) quedaron en un segundo lugar en las preferencias, con SEIS VOTOS cada una.

Y en primer lugar, con SIETE VOTOS, ganó la palabra BLOGUENCIA, de Laura Berra.

Felicitaciones (en eso consiste el premio: en unas magras pero sinceras felicitaciones)

Ahora sólo queda el veredicto del jurado, cuyos resultados se expondrán en esta semana.

13 comentarios:

Laura Berra dijo...

Muchas gracias!!! a exonario por realizar este concurso tan divertido y a quienes me votaron, supongo que entre ellos algunos de mi estimada bloguencia (después arreglamos por privado pero hagan el esfuerzo y lean que el premio consiste en magras pero sinceras felicitaciones, así que no anden pidiendo otra cosa, es lo que hay).
Quiero también hacer llegar mis felicitaciones a gabrielaa., la hoja mayor del gomero y mantis porque sus palabras son verdaderos hallazgos y el margen ha sido muy estrecho, como en Patinando hace unos días, igualito vea.
Me despido no sin antes desearles a todos los participantes suerte!!! con el veredicto del jurado.
Nuevamente gracias y besos para todos.

gabrielaa. dijo...

muy bien Laura! su bloguencia la saluda!

ani. dijo...

Su bloguencia la saluda...!!!(remite a cantito de cancha) rellénese como cada uno quiera.
Felicidades, Lau!!

Ajenjo dijo...

Laura, Gabrielaa, felicitaciones por estirar un poco mas los margenes del castellano.
(andá a saber, en una de esas, algún dia, Bloguencia o Puajerismo aparezcan en el diccionario de la Rae)

Jorge Mux dijo...

Ajenjo: Que el señor Víctor de la Concha no lo permita: si las palabras de Laura y Gabrielaa aparecen en el diccionario, habrá que erradicarlas del exonario.

Don Tunicia dijo...

Una pregunta: ¿el gordito meflo de la foto no es por casualidad hermanito del que aparece en la palabra trajar?

Don Tunicia dijo...

Ja! ya me estoy imaginando una etiqueta o categoría especial, llamada por ejemplo: "palabras que alguna vez pertenecieron al Exonario pero que al ser admitidas en la R.A.E. las erradicamos del blog"

Es interesante lo que podría ocurrir con estas palabras: en cierto modo podría decirse que pasan a mejor vida. Dejan de ser bastardas y empiezan a gozar de los beneficios de pertenecer a un diccionario: encolumnarse en sus listados, tener entidad “oficial”, reconocimiento público, uso masivo (aunque no es una garantía, ya que los diccionarios reúnen muchas palabras que nadie usa), A.R.T., aguinaldo, vacaciones, doble frazada en invierno, y 82 % móvil para cuando se jubilen de tan gastaditas que van a quedar.

Para algunos puristas del Exonario muxiano pasarían a ser palabras traidoras que se vendieron al sistema y abandonaron nobles ideales; otros consideraríamos su inclusión en la RAE como un dudoso honor pero reconocimiento al fin, ya que su uso extendido motivó la inclusión y no faltaría aquel que señale una palabra del diccionario a sus nietos y pregunte orgulloso ¿A que no sabés quién inventó esta palabra?

Pero lo gracioso es que los idiomas son ecosistemas cambiantes, y dificilmente alguien pueda impedir o forzar que una de ellas destaque lo suficiente como para llamar la atención de los lexicógrafos.

Por un lado se inventan palabras nuevas, otras caen en desuso y se acusa frecuentemente a las nuevas generaciones de “manejarseconunléxicodequinientaspalabras”

El idioma está lleno de nichos semánticos, agujeros negros que nos detienen en mitad de un párrafo porque aún no existe el vocablo específico y definir tal o cual objeto o situación implica un rodeo verbal que podría simplificarse si existiera con que decir lo innominado.

Comparo a esos casos con tierras vírgenes, terrenos inaccesibles a los que ningún ser humano ha llegado, o que al llegar hasta ellos se ha topado con acantilados insuperables y no ha podido internarse más allá de los bordes y atravesar el concepto en toda su extensión.

Pero, una vez superada la dificultad con el acto de nombrar por vez primera aquello que no se había dejado atrapar todavía por ningún nombre ¿Sería una tragedia que otros hispano parlantes comenzaran a usar este recurso nuevo, y que luego las autoridades de la R.A.E. contemplaran incluirla al diccionario? A mi no me lo parece.

Todo esto me lleva a preguntar al dueño del blog y a toda su bloguencia ¿para qué inventamos nuevas palabras? ¿Qué sensación creen que les produciría encontrar en un diccionario una palabra que inventaron hace tiempo atrás?

Hoja Mayor del Gomero dijo...

Agradezco a todos los que votaron por
mis humildes aportes a esta obra.

Y mis saludos a toda la bloguencia que visita esta genial obra de Jorge Mux.

Y ya lo ve...
Y ya lo ve...
Es la Bloguencia que votó en la PC

Mantis dijo...

No recuerdo cuando fue la ùltima vez que me enojè tanto con el resultado de unas elecciones libradas al voto popular.

Ah, si. Me acuerdo. Bueno, esto no es tan malo entonces.

gabrielaa. dijo...

Don Tunicia, he incorporado los términos "mostafóneo/a" y "onfalóptero/a", con gran placer y economía lingüística.
(algunas veces registro cierta perplejidad en mis oyentes, sí.)

Don Tunicia dijo...

a mi, las que más se me pegaron son por lo general, las que tienen cierta musicalidad o parecen más graciosas: toletolerancia, gurín, nildito, leticismo, mutónimo, chotosaurio, zurcuncho, risiforme, ludífice, obstosídeo, claudir, abulícono, petrecito, hadicadruso, vierda, meflo, desagradábil, idionidia, popotoso, cirujeta, fulgorito, dolicatroli, quincacorenco, acobardear, modulancia, enfulerizar, diapatía, toglemon, friflor, abracadacabra, grandilopía, ridiloquio; y últimamente, erotosomnio.

Es verdad: despierta cierta perplejidad en los oyentes pero basta con hacer el link verbal para exonario. Y si la expresión esa continúa, nada más cambio de tema y me pongo a hablar del tiempo o digo: "una cosa trae a la otra y así estamos".

gabrielaa. dijo...

y el gobierno que mira para otro lado


sí pero la belleza reside en que ya cinco personas saben perfectamente qué estoy diciendo cuando digo "mostafónea/o". y que al menos dos de ellas van a empezar a decir "mostafóneo/a" a la primera de cambio, en cualquier lugar.

je je

Don Tunicia dijo...

Correcto: el lenguaje es viral.

Hace poco me sorprendió escuchar a un amigo diciendo "exquisiósi" como si tal cosa, y juro que yo no se lo contagié.