miércoles, 26 de septiembre de 2007

Cacangelizador

(Sustantivo. Del griego kakos = feo, malo y angelos = anunciador)

Si el evangelizador es quien, de acuerdo a la etimología, da las buenas noticias, el cacangelizador es quien tiene por costumbre dar malas noticias, o noticias de dudosa reputación en momentos inoportunos. También es cacangelizador quien da (malas) noticias viejas.

El cacangelizador cree que "abre los ojos" de sus interlocutores, infundiéndoles temor. Ejemplos: "Ese yogur que compraste en el supermercado chino, estuvo toda la noche con la cadena de frío cortada. Los chinos desconectan las heladeras durante la noche". "Sí, tu piel es muy linda, pero las mujeres de piel blanca están condenadas a arrugarse prematuramente". "Muy linda la fiesta, pero , ¿sabías que bailar mucho produce osteoporosis?"

El evangelizador religioso es en realidad un cacangelizador. Frases como "El mal está presente en nosotros porque somos herederos del pecado original", o "el infierno está a un paso de nosotros", o incluso "vendrá el apocalipsis" podrían ser dichas por un evangelizador, cuyos efectos sobre el público funcionan como una cacangelización. Un evangelizador se convierte en cacangelizador cuando, a través de su prédica, quiere distorsionar algunos discursos a partir de su supuesto conocimiento de la palabra divina. (Remito aquí a un ejemplo personal: una mujer que vino de parte de una iglesia evangélica, con la intención de traerme una buena noticia sobre la segunda venida de Cristo, usó el siguiente argumento para convencerme de que el hombre no desciende del homínido: "La teoría de la Evolución de las especies es totalmente contradictoria porque no se basa en los hechos. ¿Vio usted acaso alguna vez que un mono pariera a un ser humano?")

Un cacangelizador es una persona que actúa con muy mala intención. No siempre es ignorante; en realidad muchas veces da una noticia falsa o escandalosa con el único propósito de generar temor, duda o inquietud en su oyente; pero él conoce que aquello que dice es falso o que no puede justificarse.

8 comentarios:

«—x—« dijo...

muy buena su palabra, mux, pero al denunciar que existen los cacangelizadores, ¿no se convierte usted en uno?

ah, ¿sabe que el argumento de su evangelizadora me ha convencido? demuestra un poder de síntesis innegable. ¡ya mismo abandono mi vida disoluta de ateo pecador e ignorante y me convierto, hosanna, aleluia!

Jorge Mux dijo...

<—X—< : dejar comentarios en blogs puede ser muy interesante, pero, ¿sabe usted que mirar con demasiada atención una pantalla de computadora disminuye paulatinamente el nivel de hierro en su sangre y corre riesgos de caer en una disnemia crónica?

Iota dijo...

Un cacangelizador no es uno de esos tipos que anuncian cuando salen los coléctivos en la estación que hablan tan mal que no se le entiende nada?

La Filistea dijo...

Y como se le llamaría a los que piden diezmos como cacangelizadores?..

«—x—« dijo...

¿no debería ser norma que los que anuncian los micros sean locutores recibidos? un legislador ahi por favor.

yerbanohay dijo...

etimologicamente una amiga que te cuenta que vio a tu marido con otra en una actitud sospechosa seria tambien una cacangelizadora no?
Ni hablar de Santo Biasatti contando como va a subir el precio de la nafta...

Laura Merengada dijo...

ejjej, naugragando por la gueb, me encintre con un dibujito que incluye a un cacangelizador!!!!

http://bp2.blogger.com/_N19Cq1mwEKQ/Rluh_yYCwlI/AAAAAAAAABU/k4UzV9QGU9Q/s1600-h/108.jpg

laura merengada dijo...

bue, evidentemente a esta hora ya deberia estar durmiendo, no le pegue ni a la mitad de las teclas correctas, ouch!