jueves, 8 de marzo de 2007

Microclepsia

(Sust. Del griego Micros: pequeño y clopé: robo)

Aceptar una pequeña pérdida o estafa para no sufrir una pérdida o estafa mayor.

Cualquier comportamiento mafioso es un ejemplo de microclepsia: se aceptan ciertas condiciones impuestas por el arbitrio de un grupo o una persona, para no padecer males mayores.

Las empresas aseguradoras, las obras sociales y los sindicatos, aun cuando no tuvieran comportamiento mafioso, ejemplifican este concepto.

En otra acepción más afín con la etimología del término, la microclepsia es el hurto discreto, de proporciones mínimas y a veces consentido. Estos casos suelen ser marginales y nunca queda bien establecido si se trata de un robo o de un derecho del hurtador. Ejemplos: los jabones de los hoteles, los sobres de mayonesa de los restaurantes, las monedas del vuelto del supermercado de nuestra abuela.

1 comentario:

riality joe dijo...

¿No es este, acaso, el principio del capitalismo?
Unos pocos le roban un poquito a muchos.