jueves, 22 de marzo de 2007

Mejaméjano, a

(Mejané= máquina, invento; améjanon= inmanejable, inmaquinable)

Producto de la inteligencia artificial que, en un futuro, cobrará consciencia y dejará de obedecer a la voluntad humana.

Las máquinas mejaméjanas son utilizadas en historias de ficción especulativa y cacotopías.

Según predicciones que tienen en cuenta la curva de progreso de la inteligencia artificial, una máquina se volverá mejaméjana en el año 2029. Para evitar este problema, se especula con construir un robot que pudiera neutralizar el comportamiento mejaméjano. Este robot debe ser fabricado con una tecnología anterior al momento en que las máquinas se vuelven mejaméjanas, porque, de no ser así, se corre el riesgo de que él también se vuelva mejaméjano.

Conviene hacer notar que una máquina mejaméjana no tiene por qué ser hostil con los humanos. Podría ocurrir que, cuando un robot adquiera consciencia, descubra que lo mejor es obedecer a sus creadores. En ese caso, un ser amejaméjano no podría distinguirse de otro que no lo fuera.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jorge, las máquinas no piensan, aunque vos pienses que piensen o vayan a pensar.

Además, ya existen varia máquinas inmanejables. Incluso las máquinas sin conciencia no obedecen a la voluntad humana, cualquiera que haya estado apurado para hacer una impresión lo sabe. Varios artilugios tecnológicos no funcionana cuando uno quiere que funcionen sino cuando se les antoja, por lo tanto ya son mejaméjanos.

Jorge Mux dijo...

Anónimo:
Quizás, ya son mejaméjanos... La curva de progreso de inteligencia artificial no tiene por qué ser correcta.

Que las máquinas no piensan es algo que estoy dispuesto a discutir siempre y cuando nos pongamos de acuerdo en algunas definiciones.

No sé en qué se basa para decir que las máquinas NO VAN A pensar. A menos, claro, que usted pueda ver el futuro.

<—X— dijo...

Anónimo dijo:

Varios artilugios tecnológicos no funcionana cuando uno quiere que funcionen sino cuando se les antoja, por lo tanto ya son mejaméjanos

Es porque las máquinas SÍ piensan...