miércoles, 20 de octubre de 2010

Pletopapiria

(Sustantivo. Del griego pletháino = aumentar, incrementarse y papyros = papiro)

Multiplicación innecesaria de la cantidad de papeles. 

La frase conocida como navaja de Ockam dice que los entes no deben multiplicarse, a menos que haya una necesidad para ello. La burocracia ha generado un universo creciente de papeles con el solo objetivo de validar sus ejecuciones, y cada documento valida a otro, y a su vez es validado por otro en una cadena transfinita o circular. Para acreditar la propia identidad se necesita de una libreta (hecha de papeles) para la cual deberá obtenerse una serie de papeles sellados, fotocopias de esos papeles y autenticaciones de las fotocopias, rubricadas y nuevamente fotocopiadas, cuya veracidad conste en otros papeles para que los papeles anteriores no necesiten de más papeles para ser legalizados, en cuyo caso se requerirán duplicados de todos los papeles anteriores más los debidos papeles en los que conste por qué se pide un duplicado, más una reduplicación de papeles sellados y autorizados para asentar (en otros papeles) la causa de la duplicación de los papeles.   

1 comentario:

Dormidano dijo...

Hay muchos libros que sufren de Pletopapiria. Que en éste caso sería una Pletopapiria virtual, pero que puede verificarse in situ. Esa pletopapiria puede constatarse en la cantidad de citas y referencias que autorizan al autor del libro a no decir lo que él quiere decir, y a decir lo que ya dijeron y otorga autoridad a la repetición, que es una repetición de una repetición. Ni que decir de las notas a las notas al pie, en donde el fenómeno adquiere proporciones épicas, como una burocracia intelectualoide.
En cuanto a la burocracia en sí, la pletopapiria además legitima la existencia de un mundo virtual en donde los sujetos poseen existencia burocrática y nada más.
Trate de preguntar por una persona que no tiene tarjeta de crédito o vehículo, verá que casi no existe. ¡Bien por ella!