miércoles, 6 de octubre de 2010

Idobio

(Sustantivo. Del griego idéa = esencia, entidad abstracta y bios = vida)

Ser que vive en mundos virtuales

Se ha especulado con que una máquina o incluso la propia internet pudiera cobrar vida. Sin embargo, poco se ha dicho de la posibilidad de que dentro de los mundos virtuales se pueda generar algún tipo de entidad viviente. Así como la materia se ha organizado en sistemas biológicos; así como esos sistemas biológicos evolucionaron hasta alcanzar un sistema nervioso que les permitiera representaciones virtuales, y así como esos mismos seres crearon máquinas virtuales independientes, no es imposible imaginar que el próximo paso será el de la creación y proliferación de idobios: entidades vivientes cuyo ecosistema está formados por el montaje virtual de algunos videos de youtube, o cuentas de Facebook, o blogs. Un posible (y totalmente imaginario) proceso evolutivo podría darse a partir de los videojuegos: un personaje de algún conocido juego podría cobrar vida y escapar del cerrado escenario lúdico para instalarse en la plantilla de un periódico virtual muy visitado (si quiere hacerse famoso) o en la foto del fotolog de una persona que murió hace tiempo (si desea llevar una solitaria vida virtual)
Si los idobios se hicieran realidad, no será extraño que alguien diga: "Lara Croft y el príncipe Arthas pasan sus días en un lugar virtual que está a medias entre mi blog y mi correo electrónico".
Quizás un remanente energético provocado por los circuitos interconectados de todas las computadoras que actualmente están en red, pudiera generar de manera espontánea una red virtual viviente.

Cuando aquí se dice "viviente", no se está suponiendo que, por ello, deba ser pensante. En ese caso, es difícil determinar si los comportamientos de ciertos sistemas de simulación no son ya idénticos a los comportamientos de algunos sistemas vivientes. Desde luego, habrá que refinar el término "vivo" para saber qué se está diciendo exactamente cuando se dice que un sistema formado por las operaciones binarias de una máquina digital de estados discretos da lugar a un ser viviente. Un virus computacional es un sistema autorreplicante cuya actividad se agota en esa replicación virtual, y por lo tanto no lo llamamos "viviente". Sin embargo, también es difícil aplicar ese término a los virus reales. Por lo tanto, quizás, si surgiera alguna especie de "célula" virtual, u "órgano" virtual, quizás allí sí podríamos calificarlo de viviente, con las transferencias semánticas que sean necesarias para el caso.

2 comentarios:

Dormidano dijo...

Hay un libro de Norman Spinrad llamado Deus X (http://www.suite101.com/article.cfm/sf_and_society/39934) que habla de Idobios. Dentro de la red hay duplicados digitales de personas reales y en ese entorno aparece un redentor, también digital, que busca liberarlos: Deus X.
Muchas veces me puse a pensar si los virus pueden llegar a desarrollar vida propia (redefiniendo vida como Ud. dice) dado que esas líneas de programación que adquieren cada vez ribetes más sofisticados, que se esconden, se replican, se camuflan, mutan, se encriptan creando su propio encriptor y vuelven a mutar mutando hasta la característica de la mutación, hacen cosas que a uno lo asombran.
La programación neuronal también es otro paso y las memorias biológicas (en desarrollo) pueden dar el salto. Quien le dice, por ahí veamos Idobios en cualquier momento.

Jorge dijo...

Impactante su concepto de las palabras, yo opté por algo más conservador solo en base a los significados, Ud se dirige solo al significante ("..las palabras quieren decir lo que yo quiero que digan.."- Lewis Carroll).
Le dejo solo un posible aporte :
Diputeado : Neologismo aún no aceptado por la Real Academia del Idioma Español que designa a un Diputado después de haber sido puteado por el pueblo.

http://jorgeblidner-jorge.blogspot.com/search/label/Diputeado
Atte/
Jorgebblog