viernes, 22 de octubre de 2010

Anfiatiquia

(Sustantivo. Del griego ánphi = doble; a = no y tychia = suerte, azar)

Conjunción de dos desgracias de sentido contrario.

Tener un incendio en el barco mientras se está hundiendo en medio del mar; ser picado por una víbora y morir por la alergia provocada por el antídoto; escapar de los golpes de una patota y ser recibido con golpes por la policía;  todos estos son ejemplos de anfiatiquia.  En rigor, no hay dos desgracias, sino tres: las dos iniciales, mas la infeliz e irónica coocurrencia de ambas.

3 comentarios:

Dormidano dijo...

Mi amigo en Negro Nelson tenía a su vez cálculos vesiculares y además una úlcera incipiente. Por lo tanto, lo que tomaba para una cosa le hacía mal a la otra. Entonces, dado que no podía mitigar ninguna de las dolencias, sufría una megadolencia que era la sumatoria de ambas y los síntomas correspondientes que esos sí, eran claramente distinguibles y no se mixturaban, por lo que las sufría minuciosamente.
Anfiatiquia pura.

Amperio dijo...

Nuestro tercerperón, compañero, sufría de una anfiatiquia brutal. Le agarró una dermatitis aguda montoneril y para tratarla, el brujo lopezreggae le aplicó una cataplasma de Ruchifórte y era más pior el remedio que la enfermedá. UAP, mi socio. Lo extraño y a veces lloro pensando en que me abandonó porque ya no me quiere más..

Jorge dijo...

La conjunción coyuntural de "amor" y "matrimonio" sería otro ejemplo?
Atte/