martes, 9 de septiembre de 2008

Labofar

(Sustantivo. Del latín labor = trabajo, labor y fari = hablar. Sustantivo: labofacia)

Hablar exclusivamente de cuestiones laborales.

Es entendible que durante la faena laboral los trabajadores utilicen un léxico restringido cuyos términos sólo sirvan para expresar la necesaria coordinación de una tarea. Un grupo de albañiles podrá hablar de clavaderas, bolsas de cemento, ladrillos cerámicos, tirantes y estuco siempre y cuando estén trabajando con esos objetos. Pero si la charla sobre cal, arena y clavos de techo se extiende aun en el tiempo libre, en las vacaciones, en las reuniones de familia, durante los festejos de carnaval y en el cine, estamos ante un caso de labofacia.

Existen personas que, con entusiasmo ininterrumpido, sólo hablan de cuestiones referidas a su trabajo. No significa esto que sean entusiastas trabajadores o que su amor por el empleo sea desmedido: simplemente, son incapaces de hablar de otra cosa. Mientras, para mucha gente, el trabajo termina cuando se baja la persiana o se cumple el horario laboral, para otros cualquier ocupación es de tiempo completo, al menos desde el punto de vista del diálogo.

4 comentarios:

Emilio dijo...

la labofacia de la actualidad es realmente alarmante. Creo que tiene que ver con el triste hecho de que muchas personas tienen muy poco que decir y no se bancan el silencio.

Walter L. Doti dijo...

Yo labofo porque estoy obsesionado con las subas y las bajas tan impredecibles de las ventas en mi negocio.

Eva dijo...

Mi padre parece de labofacia, y lo peor de todo es que inmediatamente después de decirme: ¿cómo estás? me pregunta: ¿el laburo bien? incluso los domingos y feriados. Le contesto: "bien" distraídamente, y me quedo con una duda: ¿soy una vaga o simplemente tengo cosas más importantes en que pensar? (Y eso que me gusta mi trabajo) La labofacia, como la ergoponia generan culpa en quienes no las practicamos.
Impecables definiciones, ¡eran palabras que necesitaba sin siquiera saberlo!

unServidor dijo...

Che Jorge ¿y cómo va el laburo?