jueves, 5 de abril de 2007

Harpimorfismo


(Harpía= mujer muy fea y malvada; morfé= apariencia, aspecto. Este término también se encuentra en la forma "arpimorfismo")

Forma o aspecto de bruja o brujo.

Una persona que sufre de harpimorfismo posee: verrugas en su cara, nariz recta y ligeramente combada hacia abajo; le faltan dientes y jamás peina ni recoge su cabello florecido, reseco y a veces ceniciento.
Junto con esta apariencia repugnante, quien padece de harpimorfismo es necesariamente malvado; tiene una risa maligna que eriza los nervios y -según algunas acepciones- tiene poderes infernales.

Quien realice magia negra o brujería, e incluso quien tuviera poderes sobrenaturales pero no tuviera el aspecto de un brujo o bruja, no sufre de harpimorfismo.

Durante la edad media y parte de la edad moderna, en Europa eran ejecutadas sin previo juicio las niñas y adolescentes que presentaban algunas características del harpimorfismo, independientemente de si se comportaban o no como brujas. Los hombres que tuvieran esta característica, sin embargo, eran sometidos a un juicio y (si demostraban arrepentimiento) eran absueltos. La diferencia en los tratos entre el hombre harpimórfico y la mujer harpimórfica tenía fundamentos biológicos: el hombre, por naturaleza, puede aprender de sus errores y corregirse, porque es racional. La mujer, en cambio, como por naturaleza está dominada por las pasiones, no tiene una razón que la dirija y una vez que presenta un aspecto malvado inevitablemente sigue por el camino del mal.

"harpimorfismo" también es una acepción jocosa para referirse a las mujeres después de casarse, para denotar la transformación de una joven sensual y cariñosa en una vieja gritona, descuidada y malvada. Se supone, en esta acepción, que el casamiento es causa del harpimorfismo femenino.

9 comentarios:

J dijo...

Tengo entendido que si una mujer harpimorfe, pesa lo mismo que un pato entonces flota en el agua y por lo tanto esta hecha de madera y arde, puesto que las brujas están hechas de madera. Es decir, es una bruja.

Es así?

Anónimo dijo...

J, no sé si sos harpimorfe, pero por lo que decís, alcornoque, se sabe que estás hecho de madera.

J dijo...

Che anito, no entendiste el chiste me parece.

Besitos, linda.

JB dijo...

La verdad que el anónimo tiene razón.

Anónimo dijo...

j=jb

Anónimo dijo...

Mirá, J, al principio me parecía que eras un pendejo estúpido nada más, pero resultó ser algo peor. Entré por primera vez a este blog porque me lo recomendó un amigo acá en Rosario, te hice una pequeña corrección (una tilde concretamente), después te diagnostiqué morifendia verbal – te acuso de charlatán y vos pretendés defenderte insultándome y diciendo pelotudeces, pero no sólo me insultás a mí sino que también te las agarras con mi vieja (por ejemplo, escribiste “Ano, me dijo tu vieja -justo después de que se la saque antes de que se muera- que vos tenés morifendia anal” entre otras cosas denigrantes). ¿Pensás en serio que un burdo argumento contra mí persona desacredita lo que te digo?
Tenés al menos tres identidades en este blog (j, anónimo y ahora jb). ¿Te pensás que sos muy vivo o pensás que todos son tan estúpidos para no darse cuenta de lo que hacés? Me llamo Daniel, tengo 19 años, hace unos años gané un concurso literario y acabo de llegar de Inglaterra. ¿En verdad pensás que podés decir algo que no entienda? Hace dos años organizamos un taller de cine sobre el humor británico ¿Te pensás que sos el único que vió Monty Phyton and the Holy Grail? Tus chistes no son elevados, simplemente no tienen gracia. ¿No podés disimular un poquito -al menos- lo alcornoque que sos, papatraque?
Lo que no entendía en un principio fue porque reaccionaste tan violentamente, le comenté a un amigo y me lo explicó. Buscá en google bahiense boludo y te vas a dar cuenta que son varios los que se las quieren dar de superados. Te las querés dar de vivo, pero no tenés talento. Te querés hacer el chistoso, pero no tenés gracia. Te hacés el ocurrente rematando con “sabeloh”, pero sos un pelotudo cósmico. Me querés acusar de incoherente (claro, habías escrito algunas tonterías como anónimo), pero sos vos el incoherente. Intervenciones arrogantes, agresiones, insultos, argumentos falaces, tonterías usando varias identidades, eso es todo lo que hacés.
Seguí diciendo las incoherencias que quieras, digas lo que digas no pienso contestarte más, porque el dueño de este blog --que a diferencia tuya sí es un bahiense talentoso-- se merece un poco más de nivel en los comentarios.

J dijo...

Ahhhhh. Qué bueno que seas un chico talentoso de 19 años entonces! Qué bueno que seas modesto y no como yo que no tengo talento. Con mis 27 años y mi escasa inteligencia sólo puedo aspirar a ser buena persona. Claro que eso es "para la plebe", para gente que no se codea con el viejo continente.

Mirá, te digo qué vamos a hacer. Vamos a revertir la situación: te corrijo yo a vos: es "Monty Python" no "Monty Phyton".

Cuánta razón tenés en eso de que yo simplemente me defiendo con ataque "a la persona" (como dijiste textualmente en otro comentario). Vos en cambio utilizas términos con nula carga axiológica como "papatraque" o "alcornoque".

Decime, sos talentoso porque fuiste a Inglaterra o porque ganaste un concurso literario. Te invito a que recapacites y a que hagas oídos sordos a mis propuestas para que no quede en -mayor- evidencia tu inaptitud retórica.



Saludos.

P.D. 1: Tenés suerte que no sea de los que se masturban mentalmente con su curriculum vitae, porque, querido, sino mi comentario se haría largo de leer.

P.D. 2: No sólo soy J, Anónimo y JB. También soy Zorra, Jorge Mux, Podeti y Daniel de Rosario. Y obvio que estuve en Inglaterra.

Otro anónimo rosarino dijo...

así se pierde el chiste... me parece que no entendiste por qué el flaco puso "Monty Phyton"

J dijo...

Te guiás mucho por las apariencias vos?