jueves, 1 de septiembre de 2011

Huoquitoqui

(Adjetivo y sustantivo. De la fonética de la voz inglesa "walkie talkie", transmisor - receptor portátil)

Dícese de quien habla moviéndose a través de varios ambientes sin tener en cuenta la distancia, el volumen o el ruido. 

Muchas personas dialogan mientras realizan las tareas hogareñas; van de la habitación al baño, del baño al lavadero y del lavadero al patio del fondo. No se dan cuenta de que su interlocutor está sentado sobre el sofá, o trabajando en la computadora del estudio, o se está duchando y en algún momento ya no pueden oírlas. Sin embargo, no se inmutan: continúan con su relato sin levantar el volumen ni hacer pausas, sin importarles que desde mucho rato antes están hablando solas. A los huoquitoquis hay que seguirlos por toda la casa, porque cuando descubren que nadie los oye se sienten ofendidos.  Si les decimos "no puedo escucharte", nos pedirán que abandonemos nuestro lugar puntual para peregrinar junto a ellos a lo largo de la casa.
El término se aplica, también, al caso contrario: al que habla desde un punto fijo mientras su interlocutor tiene que moverse por las actividades que realiza. Por eso, necesitamos exponer la definición complementaria:

Dícese de quien habla desde un lugar puntual sin tener en cuenta que su interlocutor se está moviendo a través de varios ambientes y no puede oirlo.


3 comentarios:

Dormidano dijo...

Este problema me aqueja a menudo con tipos que se creen importantes y multitareas. Como para dar la impresión de status tienen que simular agitación y estar ocupados en algo, los cosos hablan trasladándose al flato de un escritorio a otro sin solución de continuidad pretendiendo que uno, pobre humano, perciba a ocho metros sus susurros indiscriminados y les asigne valor de mensaje.
No pasarán.

Eva dijo...

Siempre me quejé de que mi mamá era una huoquitoqui, y ahora que soy ama de casa me encuentro hablándole desde la cocina a alguien que está en el comedor sin tener en cuenta ni siquiera el ruido del calefón y el agua saliendo cuando lavo los platos. Necesitamos una palabra para definir el momento de transición en el que empezás a ser tu madre.

Shirubana dijo...

Oh, iba a comentar la situación opuesta pero justo apareció el último párrafo. En mi caso, mientras hago las tareas de la casa, mi marido me persigue hablándome. He hecho la prueba de ir y venir sin hacer nada y ahí está, atrás continuando con el relato como si no me estuviese persiguiendo.

(oh, sí, lo sé. No es exactamente el caso, pero hice asociación libre, como sugieren los psicólogos)

¿Hay novedades de "Exonario, el libro"?

Saludos, Mux.
Shirubana.