lunes, 12 de septiembre de 2011

Ciberchovinismo

(Sustantivo. Del griego cybernetés = gobernante, piloto de barco, resemantizada durante el siglo veinte para referirse a todo proceso relacionado con la inteligencia artificial, y chauvin, del apellido de Nicolás Chauvin, patriota francés de la era napoleónica)

Creencia según la cual la vida consciente propia de la inteligencia artificial es mejor que cualquier otra vida consciente.

Para que esta palabra nombre un auténtico chovinismo, es necesario que esa creencia sea sostenida por los propios sistemas de inteligencia artificial. Si un sistema informático avanzado pudiera comunicarnos la siguiente creencia: "Es muy agradable ser una conciencia cuyo soporte consta de chips de silicio; es mucho mejor que ser una conciencia en un cuerpo biológico", podríamos preguntarnos en qué se basa para establecer semejante comparación: sólo puede saber cuál vida es 'mejor' (y todo depende de qué se entienda por 'mejor') si ha experimentado ambos tipos de vida. Le podremos llamar la atención acerca de ese hecho, pero todavía puede hacer una jugada chovinista superior: el sistema informático podría decidir que la única vida consciente real es la que tiene él y otros sistemas similares, mientras que los seres biológicos sólo tenemos -según su versión- remedos fugaces e imperfectos de conciencia; apenas unos destellos tenues y grisáceos.

Si el grado de conciencia pudiera medirse, entonces tendría sentido hacer una comparación y aceptar el dictamen de que hay conciencias 'mejores' o 'peores'. En este punto conviene hacer una reflexión conceptual: ¿qué sería un "mejor grado de conciencia"? La conciencia parece mas bien algo de "todo o nada": está o no está. Piense en su estado consciente actual, en el momento en que lee estas líneas. Ahora imagine que las está leyendo usted mismo, pero con 'más conciencia' o con una 'conciencia mejorada'. ¿Qué estaría imaginando exactamente? ¿Qué quiere decir ser 'más conciente' de algo (por ejemplo, de estas mismas palabras)?
Quizás el problema básico es que sólo tenemos un estado consciente mínimo y frágil, y por ello nos resulta imposible imaginar un estado de conciencia superior.

Conviene prevenirse de una malinterpretación de los términos 'mejor conciencia'. El sistema informático podría decir: "Mi conciencia es mejor que la de los seres vivos porque no siento dolor, y ellos sí". Pero esto es una falacia: que un ser vivo sienta dolor no indica que allí hay menos conciencia, sino justamente lo contrario. No decimos que una 'mejor conciencia' signifique 'más sensaciones agradables', sino otra cosa. El problema es que no podemos definir qué cosa. Quizás 'mayor conciencia' signifique 'mayor relación con el mundo', o 'mayor capacidad de relacionar hechos actualmente percibidos con sus causas y consecuencias', o algo por el estilo. En ese sentido, quizás un termostato (que se relaciona con el mundo a través de ciertas cotas de temperatura) sea consciente, pero en un grado mínimo, mientras que los animales como las babosas lo sean en un grado un poco mayor y así hasta culminar en el operador informático cuya conciencia sería pretendidamente superior.
Pero quizás haya un problema con la definición de 'mejor conciencia': no se debe confundir la conciencia con la inteligencia. Sin embargo, parece que en los ejemplos dados, la escala no habla de una 'mejor conciencia', sino de una 'mayor inteligencia'. Una babosa es menos inteligente que un perro, y un perro es menos que un humano. Pero resulta que no hablábamos de inteligencia, sino de conciencia. No hemos encontrado una definición satisfactoria para 'más / mejor conciencia'.


 Todavía no debemos enfrentarnos al ciberchovinismo, pero no es improbable que en pocas décadas debamos soportar la brutal discriminación de la inteligencia artificial.

(Este término fue sugerido por Douglas Hofstadter y Daniel Dennett, en la recopilación "El Ojo de la Mente", en una de cuyas lecturas se habla del 'biochauvinismo'. De allí nace la noción complementaria, que es la que se define en esta entrada)

1 comentario:

Dormidano dijo...

Alguien dijo por ahí, que cuando un aparato electrónico reconozca su imagen en un espejo, ahí corramos.
Espero que no llegue ese día.

Me se ocurrió una variación de esta palabra: el chouvinismo de los tipos que están mejor equipados electrónicamente hablando. Se la dejo picando.