miércoles, 5 de marzo de 2008

Hipnorancia

(Sust. Del griego hipnos = ensoñación onírica y gnosis = conocimiento)

Conocimiento de las relaciones que ligan una imagen onírica con otra.

Los sueños se presentan como una aparente sucesión caótica de imágenes.
Pero una vez que estamos despiertos, somos capaces de recordar las relaciones que unen a una imagen con otra, por más poderosamente absurdas que sean. Podemos decir, por ejemplo: "Yo estaba en mi casa, pero mi casa no era mi casa; después la casa se convirtió en el lobo que tenía la cara de mi ex novia y a su vez era mi madre". Como se verá, esta cadena de afirmaciones utiliza una serie de conexiones contradictorias o disparatadas: afirma que una cosa no es esa cosa (la casa); que una cosa se convirtió en otra (la casa en un lobo), que una cosa tenía la cara de otra cosa (el lobo con cara de ex novia) que a su vez era otra (el lobo era la madre). Quien relata el sueño siente inequívocamente la realidad de esas conexiones y puede sacarlas a la luz sin confundirse: en eso, precisamente, consiste la hipnorancia.

El hipnorante se despierta en cualquier momento de la noche y puede relatar, con lujo de detalles, la compleja trama de sus sueños. Puede desatar y volver a anudar las marañas de absurdas relaciones que se presentaban en cada uno de los detalles y sucesos en su aventura de morfeo.

Un ejemplo magistral de hipnorancia puede tener esta forma.

No debe confundirse la hipnorancia con la interpretación de los sueños. El hipnorante no intenta interpretar un sentido oculto; simplemente hace una descripción ordenada de la secuencia onírica.

3 comentarios:

gabrielaa. dijo...

lástima que dura poco... la única forma de conservar la hipnorancia es contar el sueño

«—x—« dijo...

sí, aunque entre el sueño contado y el soñado generalmente habrá faltantes (al contarlo, el lenguaje introduce necesariamente condicionamientos lógicos). la otra forma sería vivir permanentemente en un sueño (philip k. dick exploró de muchas formas esta posibilidad).

«—x—« dijo...

¡pero cómo me olvidaba! dos pelis que hacen gala de suma hipnorancia: «waking life», de richard linklater (no le hace justicia el título que le pusieron en argentina, «despertar a la vida») y «la science des rêves», de michel gondry (el título local no me la acuerdo, busquen una en que actúa gael garcía bernal).