viernes, 14 de marzo de 2008

Doxáfora

(Sust. Del gr. doxa = opinión y fora = hacia afuera)

Explicación de una complejísima teoría o trama narrativa en pocas palabras, como acotación marginal y con un fuerte juicio de valor.

Los doxafóricos tienen conocimientos superficiales e inconexos acerca de casi todo. El doxafórico hace afirmaciones científicas, estéticas y filosóficas amparándose en principios mal aprendidos o en opiniones escuchadas al pasar. No obstante, cree que su palabra es valiosa y habla no con la humildad de quien aventura una improbable e ingenua hipótesis, sino con la pedantería de quien tiene la palabra definitiva sobre el tema. No sólo despacha en dos palabritas el trabajo intelectual de miles de años o de cientos de personas; además se otorga el derecho de juzgar toda empresa intelectual. Debido a que sus palabras son poco sustanciales, el doxafórico en realidad juzga sus propios dichos y los encuentra absurdos. Lo que ocurre es que su conocimiento -o su opinión- es tan superficial que ninguna afirmación que salga de su boca le parece plausible. Puede decir una necedad como "La evolución quiere decir que el hombre viene del mono", pero como esta afirmación le parece desabrida e inverosímil -y de hecho, así formulada, además de imprecisa e incompleta, suena sumamente ridícula-, el doxafórico se ve tentado a completar la afirmación con un juicio: "Pero si esto fuera cierto, deberíamos ver que los monos tienen crías humanas, y eso no pasa"

Ejemplos de doxáfora: "Platón dijo que todo es una idea, pero es obvio que estaba loco porque las cosas son cosas, no son mi idea"; "Los científicos buscan encontrar la verdad en los experimentos, pero ningún experimento te va a solucionar la vida".

A veces, se utiliza la doxáfora para hablar de la vida y los logros de otras personas. "Sí, Carlitos hizo una carrera, consiguió laburo, se casó y ahora está pelado". En este caso, puede no incluirse el juicio sobre la vida de la persona, pero la enumeración breve, concisa y mezquina para resumir los sucesos de la vida de Carlitos nos inducen a creer que su vida es miserable.

La doxáfora está complementada con el epistecripticismo.

4 comentarios:

Paulum fellis disperdit multum mellis dijo...

Sólo el tonito puede insinuar que es miserable o bien hay suponer que la enumeración contiene algún elementos de escaso valor (casamiento, calvicie, etc). Por ejemplo, "carrera meteórica, se casó, tuvo dos hijos divinos, ganó el premio Nobel y se cagó muriendo igual". Aquí la presencia de la muerte parece empañar todo logro en la vida.

Anónimo dijo...

y lo que yo preguntaba en el post anterior? sería un doxafórico con morifendia verbal?

(sí, estuve revisando el archivo)

Jorge Mux dijo...

Supongo que sí lo sería... Es una variante del doxafórico, un doxafórico gatlingo. (Ver en el archivo la definición de gatlingo)

Anónimo dijo...

ah, sí sí

muchas gracias por la respuesta