viernes, 14 de enero de 2011

Prodichero

(Adjetivo. Del latín pro = en favor de y dictum = sentencia, expresión, dicho)

Quien dice frases banales, crípticas o ambiguas y propone que se piense algo profundo a partir de ellas. 

De vez en cuando alguna persona que se autoconsidera sabia nos dice una seguidilla de palabras con poca sustancia y atinencia, y remata su alocución con un "te lo dejo para que lo pienses", o "pensalo con el corazón", o "fijate bien en lo que digo". Es frecuente que esa sucesión de palabras sea nada más que un truco retórico de poco vuelo, cuya exégesis requiere apenas de un microsegundo y cuya profundidad apenas rebasa la interpretación literal. El prodichero, sin embargo, enuncia sus refrancitos con tono solemne y con la convicción de que por sus labios fluye la sabiduría. Mediante sus palabras pretende calar en el espíritu de su paciente víctima y, de ese modo, provocarle algún tipo de honda conversión moral. 
Ejemplos: "No te mates, Martín, mejor tomá mate... Pensalo".
"No estamos solos... sólo estamos... Te tiro esto para que lo pienses"
"Para que reflexiones: el matrimonio no tiene ida, tiene vueltas"

A veces se puede llamar prodichero a quien dice frases morales sin la coda que invita al pensamiento o la reflexión. En estos casos, entonces, no es necesario que diga "pensalo" o "reflexioná sobre esto". Sin embargo, la ausencia de esta coda quita patetismo al prodichero, y lo convierte en un simple cripticista. En este último sentido, los prodicheros más famosos de Argentina son José Narosky y el rabino Bergmann.

4 comentarios:

Igor dijo...

Puede ser también de la partida la gente que te está contando algo muy anodino y agrega cada tanto un... "¿entendés lo que te quiero decir...?¿entendés lo que te quiero decir...?¿entendés lo que te quiero decir...?"
No nada que ver, ya se... pero me pareció muy muy importante decirte esto, pensalo.
Jorge, este blog es un oasis, un abrazo grande!

Dormidano dijo...

Describió Ud. a Claudio María Domínguez. Tal cualito. Ese tipo es un Prodichero.

Jorge Mux dijo...

Igor: qué alegría verlo por aquí después de tanto tiempo. ¿Cuándo piensa habilitar nuevamente los comentarios de su blog, para que le diga en la cara todo lo que tengo para decirle? Un abrazo.

Dormidano: Claudio María Domínguez tiene muuuuuuuuchos problemas. Uno de lso más graves es que no hace afirmaciones. Acá un amigo mío se encargó de copiar textualmente unos minutos de sus palabras en su programa de C5N
http://elsubmundodelespectaculo.blogspot.com/2010/08/claudio-maria-dominguez-la-increible.html
Un abrazo.

yerbanohay dijo...

hay mucha gente que apenas le empezas a contar algo, está pensando en la frase que te va a largar, incluso que a veces no tiene nada que ver..pero bueno..jaja