martes, 30 de noviembre de 2010

Inoblia

(Sustantivo. Del latín in = negación y oblivio = olvido)

Sensación de haber olvidado algo en algún lugar.

Después de haber visitado parientes y amigos durante un largo día, llegamos a casa y sentimos que nos falta algo. No podemos precisar qué, pero tenemos la sospecha de que hoy temprano llevábamos alguna cosa, y ahora, de vuelta en casa, esa cosa no está. Hacemos rápidos e imprecisos recuentos (la cartera, la bufanda, el pañuelo, el teléfono, las llaves, las aspirinas, las bolsas de colostomía), pero todo parece estar en su lugar. ¿No hice alguna compra, y luego olvidé eso que compré en la casa de Carlitos? ¿No llevaba yo el amuleto contra la envidia y el mal de ojos antes de salir? Ninguna sospecha se confirma. Sin embargo la sensación persiste unos minutos y perdura luego como una leve preocupación lejanamente consciente.
Quizás la inoblia sea el reflejo de la pérdida irrecuperable del día que pasó. Tal vez no hemos olvidado algún objeto físico: tal vez sólo olvidamos decir ciertas palabras, dar un abrazo, ayudar, insultar o golpear a alguien. A veces sólo deseamos haber olvidado algo para tener una buena excusa para volver.

2 comentarios:

Dormidano dijo...

Suelo tener inoblia cuando llevo algo que dejo en la casa a la que visito. Supongamos, una torta. Como voy cargado y el manjar queda ahí, cuando me voy tengo la sensación de ausencia. Y si, es ausencia, porque dejo algo, pero que en este caso me perteneció por poco tiempo.
También me aqueja la inoblia cuando salgo de mi casa con menos ropa debido al verano que comienza a presionar. Me digo a mi mismo, impregnado con el hálito de febo asoma en la nuca: "me olvidé el abrigo".

Anónimo dijo...

Thiѕ ρost is actually a fastіԁiouѕ onе it assists new nеt users, who are
wishіng in faνor of blоgging.

my blog - Carlosplace.Com
My web site: http://www.sfgate.com/