viernes, 24 de noviembre de 2006

Bricaje

(Del inglés brick: ladrillo)

Capacidad que ciertos objetos poseen de encajar entre sí por contacto y contigüidad.


Por extensión, toda capacidad de encaje predeterminado, tal como ocurre con las piezas de rompecabezas entre sí, con los ladrillos en las paredes (y los ladrillitos tipo "rasti"), con las puertas en sus marcos, las hojas en el cuaderno, los botones en la camisa, etc. Sólo se aplica cuando el encaje es perfecto: no se dice que hay brickaje, por ejemplo, cuando se pone algo dentro de un bolsillo o de un cajón, a menos que aquello que se ponga ocupe exactamente todo el volumen del bolsillo o del cajón. También se llama brickaje al acto de apilar objetos homogéneos: cajas, camisas de idéntico color, ladrillos. No se aplica a elementos de encaje de tipo fálico, para lo cual hay otro nombre.

3 comentarios:

Estoico Giendo dijo...

Naaaaaa esto no es verdad volvé al río

Blaine dijo...

Jorge, vergiss nicht die "Istigkeit", nämlich die abstrahierteste Eigenschaft. Jeder Seinde hat sie wegen seiner Existenz.
Es kommt von "ist" (vom Verb "Sein") + "ig" (um Endung Adjektive zu bauen)+ keit (um abstrahierte Adjective zu bauen).

Grüße

Víctor García de la Concha dijo...

Muy Señor Mux, me complace informarle que vista la utilidad manifiesta de su palabra, la hemos incorporado a la lista de espera para ser admitida en la edición 2007 del Diccionario de la Real Academia. Con la salvedad de que para respetar las normas de la ortografía española, la palabra se debe escribir "bricaje" y no *brickaje, con un grupo -ck- que es ajeno al sentir de los hablantes de nuestra gloriosa lengua.

Le quedamos inmensamente agradecidos por su aporte al lenguaje y lo alentamos a seguir descubriendo neologismos insustituibles.

Suyo af.mo

Víctor García de la Concha, Presidente