viernes, 20 de abril de 2012

Explanógrafo

(Adjetivo. Del latín explanare = explicar y del griego gráphos = esquema, gráfico, ilustración)


Quien se limita a explicar un fenómeno en lugar de solucionarlo.

Usted llama desesperado al servicio de atención al cliente, y cuenta que internet dejó de funcionar. La operadora, con una parsimonia exasperante, le detalla el problema: "Ah, lo que ocurre es que se desconectó un chip de la central y se quemó un puente TH6. Además, el sol calienta los cables que transportan la señal, y hay mucho viento y el Wifi se vuela para cualquier lado". Usted recibe una perorata extensa para que entienda por qué el servicio funciona mal. Pero nadie le dice una palabra acerca de cómo solucionarlo, ni cuándo estará reparado, ni por qué razón usted, que paga puntualmente, no tiene internet. A veces la operadora le pide que espere un momento y al rato le responde: "Sí, efectivamente, hemos comprobado que la señal de internet en este momento no está siendo direccionalizada hacia su domicilio", lo cual ni siquiera es una explicación, sino un rebuscado giro para decir lo que usted ya sabe: que no anda internet.

Por supuesto, el explanógrafo aparece en todos los ámbitos. Si vamos al almacenero y le decimos, con la botella en lamano: "Mire, el vino que me vendió estaba picado", el almacenero explanógrafo nos dirá: "Sí, no sé qué pudo haber pasado, toda esa partida de vinos fue mala", sin sugerir jamás que nos devolverá el dinero o nos dará un vino bueno. Si vamos al médico y decimos "Me duele la herida de la operación", el doctor explanógrafo nos responderá: "Lo que ocurre es que te hicimos la operación con un bisturí chino y te pusimos alcohol de baja graduación alcohólica y anestesia clase B3. Además, los gérmenes andan dando vueltas por la herida, y tal vez se te esté infectando. Son ochenta pesos. No trabajo con obra social. Ah, mañana salgo de vacaciones por seis meses. Que te mejores"