martes, 3 de mayo de 2011

Procurenuvia

(Sustantivo. Del latín pro = en favor de; cura = cuidado y res nova = novedades, cosas nuevas)

Cuidado especial que se tiene con las cosas cuando son nuevas.

Le dispensamos un trato diferencial a los objetos que hemos adquirido hace poco tiempo. Limpiamos concienzudamente el monitor y el teclado de la nueva computadora, los protegemos con una funda, apagamos el equipo cuando no lo estamos usando; todo eso con el fin de que su brillo, su aroma, su color y sus cualidades de recién comprada se conserven para siempre. El suéter de hilo que nos regalaron se dobla, se guarda con esmero en el cajón de los suéters y casi no se usa para evitar que se estropee o se ensucie. El juego de tazas nuevo se exhibe con orgullo en una vitrina y se lustra a diario. La procurenuvia, sin embargo, va desapareciendo de modo inexorable: un par de semanas después comenzamos a desatender lo que tanto habíamos atendido. En el monitor de la computadora comienza a acumularse polvo (y no lo vemos, o no nos interesa); el suéter no está bien doblado en el cajón (y tiene una mancha), y el juego de tazas ya es sólo un adorno más, miriatizado en la vitrina.  El aroma, la viveza de colores y la imponencia de los objetos nuevos despiertan un enamoramiento fugaz que se va apagando tras descubrir que aun lo más vistoso y reluciente está condenado a volverse viejo, rayado, polvoriento, mutilado y apestoso.

2 comentarios:

Dormidano dijo...

La procurenuvia es una actividad combatida con entusiasmo por el capitalismo más salvaje. Calcule Ud. el golpe que sería para la economía de consumo masivo si todos cuidáramos los objetos concienzudamente (lo que implicaria además comprender la relación objeto-uso, que el capitalismo tiende a encubrir). Por eso, porque los objetos deben ser cada vez más fungibles es que la procurenuvia se combate a fuerza de un reclamo publicitario tras otro.

Jorge Mux dijo...

Dormidano, sus comentarios son imprescindibles.