jueves, 2 de diciembre de 2010

Emparentonamiento

(Verbo transitivo. De pariente. Verbo: emparentonarse)

Reclamo de una persona para que se lo trate como a un pariente. 

Cuando un amigo de la familia pide que lo llamen "tío", se ha emparentonado. Adicionalmente, un emparentonado puede sentirse ofendido si no se lo incluye en las reuniones familiares o si no se lo tiene en cuenta para compartir ciertos eventos íntimos: si nuestra hija se recibe de médica, el emparentonado no querrá perderse la ceremonia ni el ágape, y no se privará de salir en las fotos. 
En casos extremos, al emparentonado se le reserva una habitación en la casa y se le permite participar en las decisiones de la familia.
No siempre esta circunstancia es negativa: cuando los parientes reales se encuentran distanciados, un amigo emparentonado suele ser una compañía agradable y deseada. A veces el emparentonamiento resulta natural y no forzado: es la propia familia el que decide llamar "tía" a la señora que vive en la piecita del fondo y que todos los días prepara el almuerzo sin pedir nada a cambio.

1 comentario:

Dormidano dijo...

En mi inefable pueblo había una familia que, de tanto emparentonamiento, había perdido la pista de los lazos consanguíneos que dan lugar a parentescos más directos.
Tanto es así que consultado uno de los integrantes de esa familia hiperextensa sobre un señor que vivía ahí dijo "-Creo que es un tío postizo de mi abuela, pero no estoy seguro"