viernes, 3 de febrero de 2012

Vicego

(Sustantivo. Del latín vice = suplente y ego = yo)

Persona que ocupa el lugar de uno mismo en una reunión a la que no se puede asistir. 

¿Usted es el gracioso de los cumpleaños? ¿Justo hoy no puede ir al festejo de la tía Elsa? No se preocupe, si llega a ir el primo segundo, quédese tranquilo. La reunión será tan divertida como si  hubiera estado usted. Es posible que el primo cuente algunos chistes que tenía reservados para la ocasión. ¿Es usted el que discute sobre política? Si no puede asistir al evento, su tío Andrés lo sustituirá. ¿Siempre llora de manera histérica en los casamientos? ¿Y justo hoy no puede ir a la boda de su mejor amiga? Descuide, alguien ejercerá su rol, y los comentarios insidiosos que hubieran sido para usted, ahora los recibirá otra persona que ocupa su lugar. Sus vicegos hacen que su ausencia apenas se note. Podría morir en este preciso instante y sus vicegos mañana llenarán cada lugar social que le pertenecía. Eso, que podría ser motivo de preocupación, en realidad debería aliviarlo: la pesada carga de su ego puede ser llevada fácilmente en los hombros de otras personas.

(Como afirma un comentarista anónimo: no se entiende cuál es la diferencia entre un vicego y un sustituto. En realidad, parece que no la hay. Este término está destinado, entonces, o bien a cambiar de significado, o bien a irse de Exonario)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No me queda claro en qué difiere de un "suplente" o "sustituto".

Jorge Mux dijo...

Hmmm... A mí tampoco

Irene dijo...

La diferencia no está en la intención de reemplazar al ausente o no?

damianivanoff dijo...

No e slo mismo. Vicego es quien suple a un individuo sólo en una de las áreas en las cuales este tiende a manifestarse. Mi vivego quizás juegue tan bien o mal como yo al truco, pero quizás al terminar la partida ese efecto de suplencia aparente se esfume.


No estoy de acuerdo, "vicego" no es sencillamente "sustituto".